ICE debe poner fin a los arrestos indiscriminados contra inmigrantes
Si es que ICE no es eliminado debe ser profundamente reformado y parar completamente los arrestos indiscriminados contra los inmigrantes. Foto Cortesía ICE.

En el año 2018, en medio de una avalancha de denuncias de abuso, negligencia, y descarada crueldad en contra de los inmigrantes indocumentados arrestados por las autoridades, surgió una consigna en varios activistas: que se elimine el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE). ¿Con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca se abolirá esta agencia?

Primero veamos la razón social y estructura de ICE. Esta agencia que pertenece del Departamento de Seguridad Interna (DHS) fue creada por el gobierno de George W. Bush en marzo del 2003. La principal razón para la cual fue creada ICE es la deportación de indocumentados, mediante su Oficina de Detención y Deportación (ERO).

ICE trabaja de cerca con las cortes de inmigración, las cuales no dependen del sistema judicial; sino del DHS, y cuyos “jueces” en realidad son agentes migratorios que fungen como magistrados.

Por su propia naturaleza, las prácticas de ICE y de las cortes de inmigración dependen del gobierno de turno, es decir, estas entidades que usan fondos públicos responden a una agenda política.

Arrestos indiscriminados contra inmigrantes por ICE

Cuando llegó a la presidencia Donald Trump se impuso una agenda que buscó perseguir casi indiscriminadamente a los indocumentados. Parecía que los números eran lo importante, no los dramas humanos detrás de los arrestos.

La lista de denuncias sobre abusos en contra de los inmigrantes durante la era Trump es extensa.

Al ICE se le acusa de haberse concentrado en indocumentados no criminales, emplear técnicas engañosas para entrar a casas de los inmigrantes y arrestarlos, así como ensañarse contra víctimas de delitos y arrestarlas en cortes civiles.

Qué decir del sistema de cortes de inmigración. Según un reporte del Centro de Información TRAC en el 2017, de todos los nuevos casos pendientes en la Corte de Inmigración de Charlotte, que atiende a las Carolinas, el 97 % fue de personas procesadas solamente por faltas a leyes migratorias, mientras que solo 3 % era de inmigrantes acusados de cargos criminales.

Además, para ganar un caso de asilo con los jueces de esta corte se necesita un verdadero milagro, con niveles de negación superiores al 80 %.

Arrestos migratorios: ¿cantidad o calidad?

John Sandweg, director interino de ICE durante la administración Obama, dijo en una entrevista con The Washington Post, que medir el desempeño de ICE de acuerdo con el número de arrestos y deportaciones, como lo hizo Trump, “no es una receta para una buena aplicación de la ley”.

“Nadie juzga al FBI por el número de arrestos que realiza. Los juzgan por la calidad de los arrestos”, agregó Sandweg.

Con la llegada de Biden se están estableciendo cambios importantes en ICE, los cuales buscan que los agentes se concentren en sacar a personas peligrosas de la calle; y no a trabajadores indocumentados solo para cumplir con una “cuota de arrestos”.

ICE: Eliminación o reforma

Si es que ICE no es eliminado, entonces la agencia debe ser profundamente reformada.

ICE debe poner fin a los arrestos indiscriminados contra inmigrantes. Lamentablemente esto no puede ser realizado a cabalidad a punta de memorandos y acciones ejecutivas.

En enero Biden ordenó que se suspendan las deportaciones por 100 días mientras se revisan las políticas migratorias de la agencia; pero pocos días después un juez federal de Texas dejó sin efecto la orden.

La única manera de generar un cambio duradero, tanto en ICE como en las cortes de inmigración, es mediante una reforma migratoria integral bipartidista.

A un mes de la llegada de Biden a la Casa Blanca, entendemos que el Congreso está ocupado con un juicio político contra Trump y que está pendiente un plan de alivio por el COVID-19; pero no se nos va a olvidar la promesa de campaña de Biden de impulsar una reforma migratoria en sus primeros 100 días.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Deja un comentario