Por años las placas de los vehículos de Carolina del Norte no tuvieron una fecha de vencimiento, sin embargo esto cambió con una nueva ley firmada por el gobernador Roy Cooper, la cual obliga a los conductores a cambiar sus placas cada siete años.

La División de Vehículos a Motor (DMV) no imponía un límite de edad en las placas de los vehículos particulares o de trabajo, excepto en casos en donde la placa estuviera muy deteriorada o rota, sin embargo múltiples agencias del orden expresaron su preocupación de que muchos vehículos circulaban con placas viejas o difíciles de leer.

El gobernador firmó el proyecto de ley HB-211 llamado Múltiples cambios en el DMV el cual incluye la renovación periódica de las placas para asegurarse de que sean claramente visibles por la noche. Estos cambios entrarán en vigencia y se aplicarán a las placas emitidas o renovadas después de esa fecha.

El DMV aseguró que el nuevo requisito no le costará dinero extra a los conductores. Adicionalmente el estado también comenzará a fabricar placas con materiales reflectores, lo que debería ayudar a aumentar la visibilidad y la legibilidad de las placas por la noche.

La nueva ley igualmente establece que el Comité Legislativo Conjunto de Supervisión del Transporte estudiará la viabilidad de poner a disposición una placa digital como alternativa a las placas de registro físico tradicionales.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Leave a comment