A unos días de la masacre en Texas perpetrada supuestamente por un adolescente latino, un reporte reveló que casi 20 oficiales se pararon en un pasillo fuera de las aulas durante el ataque durante más de 45 minutos antes de confrontar al hombre armado.

Te puede interesar:

La policía está en medio de la polémica por tardar en controlar la situación

De acuerdo con el reporte, antes de que los agentes usaran una llave maestra para abrir una puerta, los oficiales se mantuvieron más de 45 minutos esperando, tiempo crucial en el que muchas vidas se perdieron tras los disparos que hizo Salvador Ramos, de 18 años.

Ramos, estaba atrincherado en un salón de clases en la escuela primaria Robb en Uvalde durante el ataque del martes, pero los niños no estaban en riesgo, dijo el director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw en una conferencia de prensa.

“Estaba convencido en ese momento de que ya no había más amenazas para los niños y que el sujeto estaba atrincherado y que tenían tiempo para organizarse y para entrar al salón de clases. Por supuesto que no fue la decisión correcta. Fue una decisión equivocada”, dijo McCraw. 

Ramos, quien supuestamente mató a 19 estudiantes y dos maestros durante el ataque. Previamente había disparado a su abuela antes de dirigirse al colegio.

Autoridades no saben si Ramos mató a alguien en 45 minutos

Por otra parte, McCraw dijo que hubo un ráfaga de disparos poco después de que Ramos ingresara al salón de clases, pero que los disparos fueron “esporádicos” durante gran parte de los 48 minutos mientras los oficiales esperaban afuera del pasillo.

Además, McRaw dijo que los investigadores no saben si durante esos 48 minutos Ramos mató a otros niños o adultos dentro del colegio.

Durante el ataque, los maestros y los niños llamaron repetidamente al 911 pidiendo ayuda, incluida una niña que suplicó: “Por favor, envíen a la policía ahora”, dijo McCraw.

Aproximadamente a las 11:28 a. m. del martes, la camioneta Ford de Ramos se estrelló contra una zanja detrás de la escuela baja de Texas. Ahí, el joven conductor saltó con un rifle estilo AR-15.

Doce minutos después de eso, Ramos, de 18 años, ingresó a los pasillos de la Escuela Primaria Robb y se dirigió a un salón de clases de cuarto grado, donde mató a 19 estudiantes y dos maestros.

Pero hasta las 12:58 p.m., las fuerzas del orden controlaron la situación cuando abatieron a Ramos Lo que sucedió en esos 90 minutos, en un barrio de clase trabajadora cerca de las afueras de la ciudad de Uvalde, ha alimentado la creciente ira y el escrutinio público sobre la respuesta de las fuerzas del orden público al alboroto del martes.

Emmanuel Gutiérrez

Lic. Comunicación Social. Amante del periodismo, redes sociales, música, techno, deportes y videojuegos. La comunicación es el primer paso para llegar a un acuerdo. egutierrez@lanoticia.com