Rick Scott, senador republicano de Florida, presentó un plan conservador para que el Partido Republicano retome el control del Congreso llamado “Plan de 11 puntos para rescatar a Estados Unidos”, en el cual se limitan derechos a personas homosexuales, bisexuales, transgénero y queer.

El plan aborda todos los aspectos políticos posibles a trabajar por los republicanos, pero el punto que causó controversia entre la comunidad LGBTQ  fue uno llamado  "género, vida, ciencia".

"Los hombres y las mujeres son biológicamente diferentes, 'varón y hembra los creó'", redactó Scott.

 "Los hechos son los hechos, la tierra es redonda, el sol calienta, hay dos géneros y el aborto detiene los latidos del corazón. Decir lo contrario es negar la ciencia", agregó.

El exgobernador de Florida propuso la prohibición de los formularios gubernamentales que “incluyen preguntas sobre 'identidad de género' o 'preferencia sexual'” en personas menores de edad, así como mujeres y niñas transgénero que participan en equipos deportivos femeninos.

"Protegeremos los deportes femeninos al prohibir que los hombres biológicos compitan", dice el documento.

"Es enormemente injusto y borraría muchos de los avances que las mujeres han logrado en el atletismo en los últimos 50 años", añade.

¿Qué sucede con las legislaciones anti-LGBTQ?

En lo que va de este 2022, legisladores conservadores han presentado más de 170 proyectos de ley anti-LGBTQ, superando las 139 de 2021, de acuerdo con Freedom for All Americans.

La mayoría de los proyectos tienen como eje prohibir que menores transgénero reciban tratamiento médico para afirmar su género o participen en deportes de otro género.

Foto del avatar

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com