Una madre y una abuela fueron incriminadas luego de la muerte de un bebé de 11 meses a causa de una sobredosis de fentanilo en el condado de Chester, Carolina del Sur.

El pasado 30 de octubre, la policía acudió al domicilio ubicado Elizabeth Drive luego de recibir el reporte de un bebé que no reaccionaba. Horas después, el forense del condado confirmó la muerte del pequeño.

Las autoridades revelaron que la abuela, Sharon Jordan, de 55 años, era la tutora del bebé y que la madre, Joyce Stover, de 33, había ido a visitar a su hijo el día del incidente.

De acuerdo a los reportes, Stover no tenía permitido quedarse a solas con su hijo, pero Jordan salió del domicilio y dejó a su nieto con su madre.

Cuando regresó a casa, Jordan encontró a su hija dormida y al bebé en el piso de la cocina. De inmediato colocó al pequeño en su cuna, fue en ese momento que se percató de que no reaccionaba.

Los oficiales detallaron que encontraron botellas de naloxona en la cuna del bebé. El posterior informe de toxicología reveló que el menor murió de una sobredosis de fentanilo. 

La naloxona es un medicamento empleado para revertir los efectos de los opioides y es utilizado para personas que muestran signos de sobredosis.

Jordan fue acusada de negligencia ilegal de un niño, mientras que Stover fue acusada de asesinato por abuso infantil. Ambas se encuentran detenidas en el condado de Chester.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario