Un oficial latino de la policía de Nueva York murió y otro más se encuentra en estado crítico en el hospital luego de involucrarse en un tiroteo en Harlem este viernes por la noche.

De acuerdo a los reportes policiales, los agentes acudieron a un llamado de violencia doméstica alrededor de las 6:30 p.m. en West 135th Street. 

Al llegar al lugar, los oficiales presenciaron un altercado entre una madre y su hijo, quien abrió fuego contra dos policías. Un tercer agente  logró abatir al sujeto y los elementos heridos fueron trasladados de emergencia al Hospital de Harlem.

El oficial Jason Rivera, de 22 años, murió más tarde debido a las heridas de bala.

“Esta noche lamentamos la pérdida de un oficial héroe: un hijo, esposo y amigo. Con solo 22 años, el oficial de policía Jason Rivera fue asesinado en el cumplimiento de su deber”, tuiteó el Departamento de Policía de Nueva York.

El otro oficial se encuentra en estado crítico en el hospital.

¿Cómo reaccionaron las autoridades?

Keechant Sewell, comisionada de la policía de Nueva York, expresó sentirse enojada por la terrible noticia de esta noche.

“Estoy luchando por encontrar palabras para expresar lo que estamos soportando. Estamos de luto, y estamos enojados”, dijo Sewell.

“El dolor que están experimentando sus familias no es algo que nadie pueda expresar con palabras. Los tres oficiales que llegaron a esa escena estaban haciendo su trabajo“.

Por su parte, la fiscal general de Nueva York,  Letitia James, aseguró que todo el estado estaba de luto por el triste incidente.

“Todo el estado de Nueva York está de luto esta noche. Mientras esperamos los hechos, mi oficina puede ejercer su jurisdicción en este asunto. Oramos por la seguridad de nuestra policía y nuestras comunidades”, redactó James.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario