Una pequeña de tan solo cuatro años, padece una enfermedad poco común que a menudo la deja con un dolor intenso.

Shylah necesita un riñón nuevo para poder seguir con su vida.

Y después de dos largos años en lista de espera, ahora por fin tiene uno.

"Tenía miedo", dijo su madre, Shannon Talbert, al Canal 9.

”Estaba aterrada, no voy a mentir. Pero no podía mostrarle eso a mi hija porque tenía que hacerle saber que estaba siendo fuerte por ella. Pero sí, estaba conmocionado y asustada”.

No tenía ni un año cuando comenzaron los malestares

Shylah tenía casi 9 meses cuando su madre notó que algo no estaba bien.

“Se estaba hinchando alrededor de los ojos y alrededor de los pies y las manos”, dijo Talbert.

“Ella estaba irritable. Lloraba mucho. Al día siguiente, la llevé al hospital".

Los médicos del Levine Children’s Hospital determinaron que Shylah sufría de daño renal.

Extraño mal

Eso resultó en una extraña condición llamada síndrome nefrótico.

La directora médica de nefrología pediátrica, la Doctora Susan Massengill, describió el trastorno.

“Cada riñón tiene alrededor de 1 millón de filtros y esos filtros se vuelven muy goteantes”, dijo Massengill.

“Entonces es similar a lo que verías con un filtro de automóvil con fugas”, abundó.

“Desafortunadamente, probamos diferentes tipos de terapia, pero ella no respondió a ellos”, lamentó.

“Continuó desarrollando una enfermedad renal en etapa que requirió diálisis. Y que en un niño pequeño, déjame decirte, no es una hazaña fácil para nadie”, insistió.

La menor de edad iba a recibir tratamiento cuatro días a la semana.

Los médicos sabían que, a largo plazo, la pequeña necesitaría un riñón nuevo.

Y fue entonces que hasta el mes pasado, consiguió uno.

"Ha hecho un total de 360 (tratamientos)”, dijo Talbert.

Ella es más activa. Ella juega más. Ella todavía tiene su actitud poco atrevida. No creo que eso vaya a ninguna parte”, aseguró.

La valiente Shylah tendrá medicación de por vida, porque siempre será una paciente con enfermedad renal crónica, de acuerdo con Massengill.

Pero también tendrá una excelente funcionalidad con su trasplante.

Foto del avatar

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario