Dicen que cuando menos esperanza tenemos, lo único que queda es la fe.

Y fue así como una mujer de Virginia Beach logró salir avante contra todo pronóstico.

En los últimos 11 meses, 6,575 ciudadanos de Virginia perdieron la vida a causa de la COVID-19.

Pero ella no estaba dispuesta a convertirse en otra estadística.

Después de 37 días dentro del Hospital Sentara Leigh, Beki Powell finalmente pudo volver a casa.

"Ella ha aplastado todos los obstáculos en su camino", dijo al Canal 13 su madre, Kathy Powell.

De alto riesgo por tener síndrome de Down

Beki tiene solo 34 años, pero se la considera de alto riesgo porque tiene síndrome de Down.

Los CDC dicen que las personas con esa condición tienen un alto riesgo si contraen COVID-19.

La Sociedad Nacional del Síndrome de Down dice que parte de la razón es que estas personas tienen más probabilidades de contraer infecciones en general.

“Cuando Beki está enferma, tiene alrededor de 2 años”, dijo Powell.

“Una niña de 2 años a la que le ponen un respirador sin su mamá, su papá o cualquier persona que ama”, abundó.

Powell contó que Beki ingresó con neumonía COVID el 28 de diciembre.

"Durante el último mes y medio, se ha enfrentado a la muerte dos veces", dijo Powell.

Se convirtió en un rostro familiar en la UCI, por su recuperación.

"Dijeron que nunca haría todas las cosas que hacía antes", dijo la madre.

"Y lo que ves hoy es nada menos que un milagro”, aseguró.

En ese tiempo, Powell y su esposo Ken también vencieron al COVID.

Se apoyaron en su fe y en el apoyo de otros.

Un símbolo de esperanza

A medida que Beki mejoraba, sus sonrisas alentaron al personal.

Médicos y enfermeras de Beki eran de primera categoría.

Ven tanta pérdida todos los días y luego está ella que les grita, alegría, alegría, alegría, alegría y les da abrazos y besos”, dijo Powell.

Ella cree que Beki también se convirtió en un símbolo de esperanza.

“Es como un rayo de luz en un lugar realmente oscuro. Esa es Beki", dijo Powell.

Hace un mes, tuvieron que prepararse para la posibilidad de que Beki no lo lograra.

Ahora, este fin de semana celebrarán su victoria.

Espaguetis y albóndigas, pan de ajo y ensalada, un pastel de celebración y la película 'Frozen 2'”, dijo Powell.

"Ella ya ha hecho su pedido".

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario