Ronald Currence es el nombre de una víctima más que perdió la vida a causa del coronavirus.

Pero no se trata de cualquiera, pues formaba parte del grupo de personas que se negaban a creer en el virus.

Su amigo llamado Paul Accor dijo que Currence no siguió las precauciones de seguridad para evitar propagar y contraer COVID-19.

"Ese era mi mejor amigo", dijo Accor a Canal 9.

Accor todavía está fuera de sí por el dolor de perderlo.

"Es desgarrador", lamentó.

Accor comentó que él y Currence estaban juntos todos los días, socialmente distanciados en su patio trasero.

Reconoció que Currence pensó que era un exceso.

Murió rápidamente

“Él decía: 'De todos modos voy a morir por algo cuando el Señor se prepare para mí'”, dijo Accor.

Currence se negó a dejar de visitar a la gente sin precauciones.

Dio positivo en octubre cuando las muertes por COVID-19 comenzaron a aumentar en el condado de Gaston.

Cuatro de los miembros de la familia de Currence también contrajeron COVID-19.

“Una familia en el hospital al mismo tiempo”, dijo Accor.

Currence murió cuatro días después de enfermarse.

Una cifra en alarmante crecimiento

Durante el fin de semana, siete personas más murieron en el condado de Gaston.

El porcentaje de personas que dieron positivo ha aumentado a su nivel más alto desde que comenzaron las pruebas masivas.

El condado de Gaston experimentó un aumento en varios puntos de datos clave este fin de semana.

Durante el fin de semana, el porcentaje de casos positivos pasó del 9.3 % a más del 13 %.

Las hospitalizaciones también aumentaron de 82 a 92 pacientes.

Casi 200 personas en el condado de Gaston han muerto a causa del virus.

Foto del avatar

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario