Republicanos del condado de Haywood y mujeres republicanas de Smoky Mountain celebraron una reunión navideña.

El jueves por la noche, el Centro de Eventos de Smoky Mountain fue sede de la protesta por los mandatos de COVID-19 del gobernador Roy Cooper.

Llamaron a la reunión navideña “No se puede cooperar”.

Esto, con el argumento de que las órdenes del gobernador Cooper cruzan una línea.

"No soy un fanático del gobernador", comentó Kay Miller, presidente del Partido Republicano del condado de Haywood.

Republicanos tildan de 'tiranía' al gobierno de Cooper

Miller afirma que los cierres obligatorios del gobernador ante una pandemia cruzan la línea de la salud pública a la tiranía.

"Creo que la gente debería poder tomar sus propias decisiones", dijo Miller a la ABC.

"Yo diría que es una cuestión de libertad”, insistió.

Miller considera que los asistentes pueden tomar su propia decisión sobre el uso de una mascarilla.

“Hay mucho espacio. Tenemos las mesas separadas", insinuó.

Incluso, los meseros y auxiliares llevaban mascarillas y guantes.

No ceden

Pero el Partido Republicano local insiste que se debería tener la libertad de celebrar la Navidad como se quiera.

"Tendremos un aspecto religioso en el evento y también un aspecto político", dice Miller.

"Creo que van juntos en lo mismo”, señaló.

"No se puede suspender la Constitución", dijo Mike Clampitt, representante de los republicanos del distrito 119.

"Empiezas a quitarle los derechos a las personas, estás en una pendiente resbaladiza”, analizó.

Aunque médicos locales insistieron en que las reuniones entre muchas personas eran un foco de infección.

"Reunirse entre multitudes en el interior es una situación de alto riesgo", explicó Mark Jaben, director médico del condado de Haywood.

"Si estás en un grupo de 50 personas, hay un 70 % de probabilidad de que al menos una persona de ese grupo esté infectada", señaló.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario