En una de las naciones más ricas del mundo, no todos los niños son tan privilegiados y pueden contar con las todas las necesidades básicas para su desarrollo.

Hay lugares en Estados Unidos donde los pequeños gozan de mejores facilidades para obtener alimentos nutritivos, buena educación, atención médica de calidad y un hogar seguro.

No conforme, el desarrollo de las nuevas generaciones se ha visto afectado por las dificultades financieras provocadas por la pandemia COVID-19 y la inflación.

Te puede interesar:

De acuerdo con Children’s Defense Fund, uno de cada siete niños de Estados Unidos vive en condición de pobreza, además, datos muestran que un niño es abusado o abandonado cada 48 segundos en el país.

Todos los casos confirmados de maltrato infantil generan anualmente $124,000 millones en costos durante la vida de los niños afectados.

El sitio especializado WalletHub comparó los 50 estados y el Distrito de Columbia para abordar a detalle los problemas de los niños desfavorecidos.

El estudio utilizó 17 indicadores clave que abarcan desde la proporción de niños en hogares con ingresos por debajo de la pobreza hasta la tasa de inseguridad alimentaria infantil y la proporción de niños maltratados.

¿Problemas en Carolina del Norte?

Bajo este escenario, Carolina del Norte se encontró justo en medio de la clasificación entre los estados con los niños más desfavorecidos al ocupar el lugar 23, con un puntaje de 45.98. El estado Tar Heel fue el estado número 26 en el bienestar socioeconómico, 18 en salud y 23 en educación.  

De hecho, en Carolina del Norte ha aumentado de forma significativa la violencia contra los menores de edad. Las muertes de niños por armas de fuego aumentaron un 88 % de 56 a 105 el año pasado, esta es la mayor cantidad desde 1999.

“El incremento de las armas en las escuelas públicas es un reflejo de lo que acontece en nuestros vecindarios. El problema comienza Cuando los menores tienen acceso a las armas”, dice a La Noticia Nhora Gómez-Saxon, maestra de español de CMS en South Meck.

Desde principios de 2022, en la ciudad de Charlotte, por ejemplo, al menos 118 menores han sido sospechosos de delitos relacionados con armas de fuego y ha habido al menos 482 víctimas juveniles vinculados con estos crímenes.

La depresión se ha convertido en otro problema para los jóvenes del estado, al incrementarse en un 25.8 % la tasa entre de depresión entre los adolescentes entre 12 y 17 años.

Te puede interesar:

En contraste, Mississippi (63.97), West Virginia (63.47), Alaska (61.36), Nuevo México (59.66) y Louisiana (57.87) lideraron el estudio.

Foto del avatar

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...