La mañana del martes 13 de octubre, Acdoni Mejía se despidió de su hijo y salió de casa rumbo a la construcción en Mooresville donde trabajaba, sin imaginar que jamás volvería a besar la mejilla del pequeño Ajay de apenas un año de edad.

Acdoni prometió a Bergica, su pareja, que volvería como de costumbre tan pronto terminara su jornada laboral. Pero las horas pasaron y la joven de 19 años no supo de su paradero, hasta que el reloj marcó las 10 de la noche y su teléfono sonó.

Del otro lado de la línea estaba ‘Chelo’ —como le llamaban de cariño—, quien le contó que se encontraba sumamente herido en el Wake Forest Baptist Health, Medical Center de Winston-Salem. Bergica se dirigió al hospital y ahí le narró el suceso que cambiaría su vida para siempre.

Una discusión provocó la tragedia

Mejía de 20 años llegó al trabajo y comenzó a discutir con su jefe. No llegaron a los golpes, según contó a su pareja, pero la pelea fue tan acalorada que el dueño de la casa donde laboraban llamó al 911 y fue entonces que se desató la desgracia del joven de origen latino.

“Lo querían arrestar pero él opuso resistencia, lo cual causó que los policías le dieran golpes hasta mandarlo al hospital”, cuenta Bergica López en entrevista con La Noticia.

Acdoni quedó tan lastimado que una ambulancia lo trasladó hasta el Wake Forest Baptist Health.

“Ahí dijeron que él tenía, por los golpes, un hinchazón alrededor del corazón. Estaba inflamado de los golpes. Duró desde el martes hasta el jueves interno”, asegura López.

Decía cosas incoherentes, preguntaba por su mamá pero ya estaba muerta hace tiempo. Como que los golpes le causaron esa reacción”, refuerza.

Justicia-Por-Acdoni-5
Lo catalogaron como negro. (Foto: Cortesía)

Hubo trato racista

El 15 de octubre, ‘Chelo’ recibió el alta médica. Los doctores informaron que estaba en condiciones de abandonar las instalaciones hospitalarias y proceder con su detención.

“El policía que lo fue a buscar al hospital fue amable pero cuando cambió de turno, el policía que vino a hablar conmigo puedo decir que era racista, porque la manera en cómo hablaba no era una manera muy amable”, señala Bergica.

“Incluso en el registro que encontramos en internet lo pusieron (a Acdoni) como negro no como latino”, agrega López y aclara que su pareja era de origen dominicano.

Pagó parte de la fianza pero no lo soltaron

Bergica siguió la patrulla donde lo trasladaban al Iredell County Detention Center, allí pagó 1,500 dólares correspondientes al 10% de la fianza fijada en 15,000 por el cargo de delito menor por asalto a un funcionario del gobierno y otros dos cargos de delito menor por daño a la propiedad privada y resistencia a la detención.

Pero no lo soltaron, me dijeron que volviera al otro día, yo vuelvo al otro día y la noticia que me dicen es ‘lo sentimos pero él falleció’”, narra Bergica tras un profundo suspiro.

No quisieron dar la causa por la que falleció, no quisieron dar información a la familia, yo me enteré porque fui al otro día a las 10 de la mañana pensando que lo iban a soltar, no porque llamaran al número de emergencia, no porque informaran a algún familiar”, agrega.

Justicia-Por-Acdoni-3
No podrá ver crecer a su hijo. (Foto: Cortesía)

A pesar de que Bergica proporcionó todos los datos familiares de Acdoni, las autoridades no informaron de lo sucedido sino hasta el domingo 18 de octubre, dos días después de su muerte.

“No nos quisieron dejar saber ni dónde estaba el cuerpo, uno supo dónde estaba el cuerpo porque uno comenzó llamar a diferentes hospitales y morgues”, denuncia.

No concuerdan explicaciones

De acuerdo con la versión de la mujer de 19 años, la policía le informó que el fallecimiento de su pareja ocurrió a las 2 de la mañana camino de vuelta al hospital por complicaciones realizándole reanimación cardiopulmonar (CPR), pero cuando encontraron el cuerpo de Acdoni en la morgue, le informaron que su muerte había ocurrido a las 3am en la cárcel, donde lo recogieron cuatro horas más tarde.

"La historia no concuerda”, exclama López. “Yo lo que tengo es coraje, quiero justicia. Mi hijo se quedó sin papá, era una buena persona con tremendo corazón, es algo que no se justifica cómo salió bien de un hospital. Salió adolorido por los golpes que le habían dado los policías pero los resultados decían que estaba bien, ¿cómo que al otro día me dicen que se murió así de la nada?”.

Justicia-Por-Acdoni-4
Piden que se diga la verdad. (Foto: Cortesía)

La versión oficial

La Oficina del Sheriff del condado de Iredell aseguró en un comunicado difundido por medios locales, que las condiciones médicas subyacentes de Acdoni Mejía fueron determinantes en su muerte.

De acuerdo con The New Herald, el alguacil Darren Campbell aseguró que ‘Chelo’ lucía angustiado y agresivo el viernes temprano y que se estaba haciendo daño a sí mismo, lo que provocó la intervención de los oficiales, de los cuales tres resultaron heridos al intentar inmovilizarlo.

La Oficina de Investigación del Estado se encargará del caso, según el citado medio, debido a un posible conflicto de intereses de la Oficina del Sheriff, quien no respondió a una solicitud de entrevista emitida por este medio.

“Yo quiero respuestas. Quiero saber lo que pasó, por qué se murió así de la nada, era un muchacho de 20 años sin un problema médico. No me explico en verdad, que ellos no quieran dar respuesta a la familia es una injusticia muy grande, nosotros queremos saber cómo pasaron las cosas pero no quieren decirnos nada”, puntualiza Bergica López, quien desde la muerte de Acdoni ha organizado manifestaciones clamando justicia.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario