Los precios de la gasolina han subido de forma constante en los últimos días y Carolina del Norte no está exento de este fenómeno.

Son seis semanas seguidas en las que los precios de la gasolina no han parado de subir.

Tan solo en Charlotte, el precio promedio de la gasolina es un níquel más alto que la semana pasada.

Y unos siete centavos más caro que en la misma época del año pasado.

Sube la demanda y baja la producción

“Los precios están subiendo significativamente no solo porque la demanda ha aumentado”, dijo a WCNC Patrick De Haan, jefe de análisis de petróleo de GasBuddy.

El aumento internacional de la demanda y la producción insuficiente de petróleo son los factores principales.

“La OPEP ha recortado la producción en los últimos 12 meses debido a la pandemia”, abundó De Haan.

Pero conforme la pandemia se disipe gracias a la llegada de las vacunas, la gente paulatinamente irá volviendo a las carreteras.

El clima invernal extremo bajó producción de gasolina

El problema es que clima invernal extremo que aterra partes del Medio Oeste y Texas también tiene un efecto negativo en la producción de petróleo.

Lo que podría aumentar los precios de la gasolina aún más.

“Vimos que una cantidad sin precedentes de refinerías en Texas tuvieron que cerrar”, explicó De Haan.

“Por lo que es un impacto que puede ocurrir no necesariamente de la noche a la mañana, sino en los días venideros”, advirtió.

Foto del avatar

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario