Mientras el State Bureau of Investigation (SBI) investiga un tiroteo que involucró a un oficial de la oficina del alguacil del condado de Harnett, la familia del hombre baleado quiere respuestas.

Según el SBI, el oficial M. J. Allen disparó contra Bernard Carnegie Jr, de 34 años, el domingo por la mañana en Sanford.

“Escuchas sobre estas cosas e incluso las escuchas en otras ciudades y otros estados", dijo a FOX News la madre de Carnegie, Beverly Hunter.

“Nunca se piensa que va a llegar a tu casa, pero esta le dio en el blanco”, lamentó.

El policía los siguió

Según Hunter, Carnegie conducía a su primo a la casa de un familiar el domingo por la mañana temprano cuando notaron que el oficial los seguía.

Tan pronto como entraron en el vecindario de Highland Forest Drive en Alpine Drive en Sanford, el oficial se dio vuelta y los detuvo.

“Les dijo que había recibido una llamada sobre el robo de un Lexus blanco, que era lo que conducían. Él le preguntó '¿de dónde sacó el auto?’”, narró la madre.

“Mi hijo le dijo que era el auto de su prometida y ella lo dejó conducirlo”, dijo Hunter.

El oficial luego le dijo a Carnegie que detuvo el auto para apagar una luz sobre la placa, según Hunter.

Hunter dijo que su hijo admitió tener “un poco” de marihuana encima, que entregó al oficial.

Ella dice que el oficial tomó las licencias de ambos hombres y regresó a su patrulla.

Cuando el oficial regresó, ella dice que les pidió a ambos hombres que salieran del auto para poder registrarlos.

Así se detonó la tragedia

Según la madre, después de que el oficial palmeó a su hijo y comenzó a caminar hacia su sobrino, Carnegie corrió.

Hunter cree que su hijo tenía miedo.

“No importa cuál haya sido la razón por la que mi hijo huyó, no se le dispara a una persona desarmada”, afirmó .

“Negro, blanco, rojo de cualquier color. No se dispara por la espalda a una persona desarmada”, dijo.

Hunter dice que ella sabe que su hijo no estaba armado.

Sin embargo, la Oficina del Sheriff del condado de Harnett dice que se encontró un arma en el lugar y se recogió como prueba además del arma de servicio del oficial.

Según el tráfico de radio publicado por la Oficina del Sheriff del condado de Harnett, el oficial informó que seguía a "un sujeto masculino con un arma".

Dijo que su hijo le mencionó que escuchó al oficial disparar un tiro y luego otro que lo alcanzó.

Carnegie escuchó varios disparos más.

Según una llamada al 911 y los informes de los vecinos, escucharon sobre seis disparos.

Después de recibir un disparo, dice que su hijo se cayó, pero se levantó y siguió corriendo hasta que tropezó.

'Tenía problemas para respirar'

En ese momento, ella dice que el oficial lo alcanzó y le dijo que se quedara quieto.

Después de esposar a su hijo, el oficial aplicó presión en el pecho de Carnegie.

“Mi hijo dijo que tenía problemas para respirar. Se sintió como si estuviera a punto de morir”, narró.

“Sintió que abandonaba su cuerpo como si estuviera a punto de morir, pero cuando el oficial comenzó a aplicar presión pudo respirar mejor ”, reforzó.

Luego fue trasladado al Centro Médico Cape Fear Valley.

Ahora se está recuperando después de recibir un disparo en la espalda superior.

La bala le atravesó el hombro.

“Tiene algo de sangrado y se le acumulan líquidos en los pulmones. Su pulmón derecho colapsó ”, mencionó.

Carnegie ha tenido problemas con la ley, pero nada como esto, dijo su madre.

Los registros judiciales muestran que cumplió seis meses tras las rejas en 2006 por un delito grave de posesión de bienes robados y fue acusado de posesión de una sustancia controlada ese mismo año.

También enfrentó cargos de conducir con una licencia revocada en 2015.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario