Un grupo de neoconfederados y fanáticos de Donald Trump que reniegan del COVID-19 marcharon alrededor de la Mansión del Gobernador en Raleigh.  El evento fue convocado por un activista latino.

ESUCHA LA NOTA AQUÍ:

Un destacamento de seguridad de 50 Proud Boys, se manifestó el sábado 28 de noviembre, en una coalición de extrema derecha para continuar la lucha para que Trump se mantenga en el cargo.

La manifestación posterior al Día de Acción de Gracias fue coorganizada por Joshua Flores de Stop the Steal NC y Latinos for Freedom.

Pero los Proud Boys, a los que Flores hace referencia como su "seguridad privada" en un video de Facebook Live dos días antes del evento, tomaron la posición más prominente en el mitin.

Burlas a antifascistas

Esto, mientras se extendían a lo largo de una cuadra de East Jones Street y se burlaban de antifascistas.

Flores había promovido la comida compartida de Acción de Gracias como un evento familiar e instó a los asistentes a no involucrarse con los contramanifestantes.

Advirtió que se les pediría que se fueran si no cumplían con la solicitud.

Sugirió que trataran “de no usar malas palabras, si no les importa", según Raw Story.

La solicitud fue casi una farsa considerando la historia de Proud Boys de incitar al conflicto a través de burlas mezcladas con blasfemias que a menudo están marcadas con misoginia y homofobia.

Incitó al odio y violencia

Fiel a su estilo, un Proud Boy llamado Jeremy Bertino tomó un megáfono un par de minutos después de la hora oficial de inicio de las 11:30 a.m. y se dirigió a los contramanifestantes al otro lado de la calle.

"Estados Unidos nunca será una nación comunista, ¡nunca!”, Bertino dijo mientras sus compañeros Proud Boys se alineaban en la acera con chalecos tácticos y equipo amarillo y negro característico.

"Tu lado perderá. Los exterminaremos como las ratas que son…. ¡A exterminarlos!”, exclamó.

Bertino lanzó un grito de “¡Que se joda antifa!”.

Otro Proud Boy usó un parche con las letras "S-B-S-B", una referencia a la infame directiva de Trump sobre el debate electoral: "Proud Boys: retrocedan y esperen".

Bertino llevaba un parche con las letras "R-W-D-S", abreviatura de "Escuadrones de Derecha de la Muerte".

Inspirados en dictador chileno

El asesinato masivo de opositores políticos es un tema ampliamente promovido por Proud Boys y otros extremistas de extrema derecha que celebran la práctica del dictador chileno Augosto Pinochet durante la década de 1970. Partidarios de estos grupos se declaran fanáticos del presidente Trump.

Misma que consistía en desaparecer a los activistas de la oposición dejándolos caer de helicópteros.

En una vista previa del enfrentamiento en la vida real del sábado, Bertino publicó una foto de la antifascista Lindsay Ayling de Carolina del Norte en la plataforma de redes sociales Parler.

En ella se le ve alentando a los seguidores a hacer un concurso de Photoshop a su imagen, mientras afirmaba violentamente y de forma misógina que “ella tiene afinidad por los machos alfa y los helicópteros”, junto al hashtag #antifawhore.

Bertino le dijo a Raw Story que simplemente estaba bromeando a Ayling.

También negó que sus comentarios de “exterminio” estuvieran dirigidos personalmente a los contramanifestantes, aunque sus propias palabras decían lo contrario.

Durante el evento de cuatro horas, hombres no identificados con megáfonos se pararon detrás de los Proud Boys y criticaron a los contramanifestantes.

Donald Trump ha revuelto la olla. Crees que lo has capturado. Pero todo lo que has hecho es despertarnos. ¿Crees que esto va a terminar? ¡No!”, dijo uno de los fanáticos de Trump.

El orador también llamó a los contramanifestantes perezosos y los acusó de no entender el cristianismo.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario