Pin

Raleigh- Los conductores que rebasen ilegalmente a los autobuses escolares que están detenidos para bajar o subir estudiantes podrán incurrir en multas más altas, debido a una nueva ley estatal firmada por el gobernador Roy Cooper.

Además la nueva ley permite la instalación de cámaras en estos vehículos cuyas imágenes podrán ser usadas por los agentes de la ley también para presentar cargos criminales cuando se justifique.

Bajo la ley SB 55, aprobaba por la Legislatura estatal el 30 de junio y firmada por Cooper casi un mes después, los infractores recibirían multas entre los $400 y $1,000. Adicionalmente, más de 13,000 autobuses de todos los distritos escolares del estado podrán instalar cámaras en el exterior del vehículo. Estas utilizarán la misma tecnología que funciona en los semáforos cuando un conductor se pasa una luz roja, capturando la imagen del auto, el número de placa y enviando la multa a la residencia del propietario.

La nueva ley permitirá que los sistemas educativos instalen estas cámaras una vez que sus condados hayan aprobado ordenanzas locales que así lo autoricen.

Según el Departamento de Instrucción Pública de Carolina del Norte, este es un problema creciente, al punto de que un promedio de 3,196 vehículos rebasan ilegalmente a los autobuses escolares diariamente en el estado.

Paola Jaramillo

Comunicadora Social y Periodista colombiana con más de dos décadas de experiencia en producción de televisión, comunicación organizacional y medios impresos. Su trabajo como editora y reportera ha...

Deja un comentario