El pasado miércoles, un jurado federal indemnizó con 6 millones de dólares a Darryl Anthony Howard, un hombre de Carolina del Norte que pasó casi 24 años en prisión a pesar de ser inocente.

Howard fue víctima de fabricación de evidencia por parte de un detective que lo inculpó de doble homicidio e incendio premeditado.

El jurado de Winston-Salem determinó que el exdetective de la policía de Durham, Darryl Dowdy, inventó pruebas y dirigió una investigación que terminó en la condena de Anthony Howard en 1995, informó The News & Observer.

Darryl fue declarado culpable de los asesinatos de Doris Washington, de 29 años, y Nishonda Washington, de 13. Howard fue acusado de estrangular a ambas mujeres y luego incendiar su departamento.

En 2017, Howard levantó una demanda federal de derechos civiles donde acusó a Dowdy, a la ciudad de Durham y a los que estuvieron involucrados en su condena. Meses después, la demanda se modificó solo en contra de Dowdy.

Howard cumplió casi 24 años de su condena de 80 hasta que se probó su inocencia y el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, le concedió el indulto en abril de este año.

"Estoy feliz por el veredicto, pero estoy un poco molesto por los daños. Imagínense, estuve 23 años en prisión", dijo Howard a The News Observer.

Aunque respeta el fallo, el abogado de Dowdy, Nick Ellis, aseguró sentirse decepcionado por el veredicto.

"Tenemos confianza en la investigación que llevó a cabo el detective Dowdy", dijo Ellis a WRAL.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario