Durham- El joven centroamericano de Carolina del Norte, Wildin David Guillén Acosta recibió una orden de deportación la semana pasada, según confirmó La Noticia. Sin embargo, no tendrá que dejar el país de manera inmediata.

Viridiana Martínez de Alerta Migratoria NC, grupo que ha acompañado al joven salvadoreño desde su detención en enero del 2016, dijo a este medio que el juez Stuart Couch notificó la semana pasada a la abogada de Guillén Acosta, acerca de la orden de deportación. “No tiene fecha de salida pero sí tenemos hasta el 11 de enero para apelar, en lo que su equipo legal ya está trabajando”, mencionó a este medio.

Acosta, casado recientemente con su novia, ciudadana americana, apelará la decisión ya que tiene una petición familiar pendiente de su parte.

“No esperábamos esto ya que en la última corte del 5 de diciembre el juez dijo que continuaba el caso. Nosotros creíamos que volvería a corte mañana (jueves 4 de enero) para una decisión”.

Wildin de 19 años, es el último de los llamados “NC6”, jóvenes centroamericanos sin antecedentes arrestados por Inmigración bajo la administración Obama en hechos ocurridos a finales de enero del 2016. Acosta estuvo preso durante seis meses en el Centro de Detención Stewart, en Lumpkin (Georgia), del cual salió el 12 de agosto tras pagar una fianza de $10,000.

Acosta llegó en el 2014 a Estados Unidos como un menor sin compañía tras huir de Honduras, debido a la violencia y las amenazas de muerte de las pandillas. Tras reunirse con su familia ingresó a la escuela Riverside de Durham para terminar sus estudios y vivir con sus padres radicados en esta ciudad. Su caso se complicó hasta tener una orden de deportación, debido a una mala representación legal. Poco después de salir de la cárcel logró graduarse de la secundaria.

Martínez dijo que el viernes realizarán una rueda de prensa.

Paola Jaramillo

Comunicadora Social y Periodista colombiana con más de dos décadas de experiencia en producción de televisión, comunicación organizacional y medios impresos. Su trabajo como editora y reportera ha...

Deja un comentario