Carolina del Norte pasa a la fase 1B de vacunaciones esta semana
Empezando esta semana, cualquier persona de 75 años o más puede recibir una vacuna del COVID-19.

Durante las próximas semanas, empleados de escuelas públicas de Carolina del Norte recibirán la vacuna COVID-19.

El problema, es que los funcionarios de salud estatales no tienen claro cuándo los estudiantes de K-12 podrán tener una vacuna.

Una vez que se apliquen las vacunas a las personas de 75 años o más, se incluirá a los empleados del sector de la educación en el proceso.

Pero aunque reciban la vacuna COVID-19, poder dar clases con normalidad no parece que pueda ocurrir tan rápido.

“Nos preguntan con frecuencia si los niños podrán vacunarse antes del próximo año académico”, dijo el Dr. Charlene Wong, directora de salud del DHHS, dijo en la reunión de la Junta de Educación del Estado.

“Y la respuesta ahora mismo es: si podemos hacerlo, depende de los ensayos clínicos que están planeados o en curso en este momento”, abundó.

Vacuna COVID-19 no se aprobó aún en menores

Se han aprobado dos vacunas para su uso en el país, pero ninguna ha sido aprobada todavía para su uso en niños menores de 16 años.

Wong dijo que los ensayos clínicos están inscribiendo a niños de hasta 12 años.

Mientras que recién se aprobó un ensayo en el Reino Unido para niños de hasta 5 años.

Aunque es cierto que los niños tienen menos riesgo de contraer COVID que los adultos.

Pero cuando esté disponible para los menores, los padres deben vacunar a sus hijos.

“El COVID-19 puede causar una enfermedad muy grave en los niños”, dijo Wong, también pediatra.

“Y también porque los niños pueden transmitir el virus a otros, incluidos los adultos vulnerables con los que podrían vivir”, explicó.

Maestros piden agilizar vacunación

Mientras tanto, los maestros de todo el estado han estado clamando por recibir sus vacunas COVID.

Algunos han dicho que las escuelas no deberían ofrecer clases presenciales hasta que los maestros estén vacunados.

El personal de la escuela debe tener una mayor prioridad para ayudar a acelerar la reapertura de las escuelas, según el superintendente del condado de Harnett, Aaron Fleming.

"Aprecio el trabajo que están realizando nuestros líderes estatales en lo que respecta a las vacunas, pero creo que el ritmo debería aumentar para reabrir las puertas de nuestras escuelas", dijo Fleming en un comunicado.

“Únase a mí para apoyar una mayor prioridad de vacunación para los profesionales de la educación de nuestro estado”, insistió.

"Si bien no requeriremos vacunas para el personal, debemos ofrecerlas de inmediato para que podamos dar la vuelta a la esquina a medida que nos acercamos a un año de esta pandemia”, puntualizó.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario