Muchos padres hacen absolutamente cualquier cosa por una ruta de escape de sus hijos para recargar las baterías para lo que viene.

Al grado de pagar una cantidad significativa de dólares por unos días lejos del caos que generan sus pequeños.

La plataforma líder de venta de viviendas ISoldMyHouse.com decidió averiguar exactamente cuánto el padre promedio pagaría por algo de descanso para recargar energías lejos de sus familias. 

Se encuestaron a 3,050 mamás, papás y tutores legales en todo el país que han estado trabajando desde casa desde el inicio de la pandemia.

 Es decir, durante aproximadamente un año. 

La encuesta reveló que en promedio, los padres en Carolina del Norte pagarían cada uno unos 785 dólares por una semana de descanso lejos de sus hijos y hasta su pareja.

Promedio nacional más elevado aún

Una cifra inferior en comparación con el promedio nacional de 873 dólares.

Los padres en West Virginia están dispuestos a pagar más, la friolera de 2,448 dólares. 

En comparación, en Maine solo estarían dispuestos a pagar $ 309.

La encuesta también preguntó a los padres qué comodidades adicionales les gustaría tener en sus hogares para ayudar a aliviar la carga del encierro. 

Se descubrió que la respuesta más popular era un gimnasio en casa: casi un tercio de los padres (31 %) cree que mejoraría su calidad de vida en el hogar

1 de cada 5 padres —el 20 % de ellos— admite que le gustaría tener una sala de juegos en su casa, presumiblemente para mantener a los hijos ocupados y sin hacer travesuras.

Aunque no dejaríamos que algunos adultos la usen ellos mismos, tal vez para una piscina, mesa o barra de deportes. 

Padres buscarían lugares cómodos para laborar alejados de sus hijos

Sorprendentemente, tener un espacio separado para trabajar, como una oficina en casa o una sala de estudio, fue la máxima prioridad para solo el 18 % de los padres.

Mientras que el 8 % dijo que un jardín haría una gran diferencia en su hogar.

Algo como un lugar donde los niños pueden correr más y los padres pueden relajarse al final de un largo día.

En tanto, el 16 % de los padres que trabajan desde casa dicen que a menudo tienen que reubicar su espacio de trabajo.

Claro, para escapar de los ruidosos miembros de la familia en el fondo durante las horas de trabajo. 

Aquellos que no tienen una configuración de oficina en casa dedicada deben encontrar diferentes lugares para trabajar.

Siendo la ubicación más popular la sala de estar (44%), seguida del dormitorio (31%), la cocina (18%), el jardín ( 5%) y baño (3%).

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario