Los estudiantes de secundaria de dos ciudades de Carolina del Norte no podrán abordar el autobús escolar durante al menos dos semanas debido a que una gran cantidad de conductores fueron puestos en cuarentena por dar positivo en COVID-19.

El distrito escolar del condado de Guilford informó este viernes que 76 de sus conductores están contagiados de coronavirus, informó el diario News & Record of Greensboro.

La superintendente Sharon Contreras explicó que las bajas temporales de los choferes contagiados se suman a la ya existente escasez de conductores que aqueja al estado.

Contreras agregó que las autoridades acordaron ayudar con viajes gratis en los autobuses urbanos de Greensboro y High Point a los estudiantes que muestren su identificación. 

De ser posible, las autoridades escolares pidieron a los padres de familia que lleven a sus hijos a la escuela.

¿Todos los estudiantes se quedarán sin autobuses?

Las autoridades informaron que los estudiantes con necesidades especiales que requieran transporte como parte de su plan de educación individualizado podrán seguir usando los autobuses escolares del distrito.

Contreras apuntó en el énfasis de la preocupación de los padres familia por evitar que las escuelas vuelvan a cerrar por un brote de COVID-19, pues argumentan que las clases en casa afectaron a sus hijos.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario