Una enfermera fue acusada por la muerte de un recluso en el condado de Forsyth, sin embargo, los 5 oficiales que lo ataron y asfixiaron no fueron acusados de ningún cargo.

Por otra parte, Michelle Heughins, quien trabajaba como enfermera en la cárcel del condado, fue acusada por un gran jurado de homicidio involuntario.

El recluso John Neville, de 56 años, murió en diciembre del 2019 luego de una lesión cerebral causada por asfixia posicional y comprensiva cuando 5 oficiales lo inmovilizaron y ataron boca abajo, evitando que pudiera respirar.

Un video publicado por las autoridades, de una de las cámaras policiales muestra un audio de John diciendo que no podía respirar, mientras que los oficiales simplemente le decían que se relajara.

"Por favor, no puedo respirar, por favor", se escucha decir a John antes de la respuesta "necesitas relajarte, si puedes hablar puedes respirar".

El gran jurado se negó a acusar a los 5 oficiales que estuvieron involucrados en el incidente que llevó a la muerte de John Neville.

Otro video de la cámara corporal muestra a Neville inconsciente mientras la enfermera intenta despertarlo y le pregunta si está bien.

Luego del incidente, Neville fue puesto con un antifaz en la cabeza y sacado en una silla de ruedas, transportado por los 5 agentes.

Otras imágenes muestran a Neville nuevamente contra el piso, mientras intentan quitarle las esposas. Sin embargo, la llave se rompió, por lo que los oficiales permanecieron aparentemente de rodillas sobre John, incluso bromeando con que les descontarían a alguno de los oficiales de su sueldo las esposas que iban a romper.

Después de que John dejó de moverse, los oficiales pidieron ayuda médica. Tras descubrir que no tenía pulso le dieron RCP y fue llevado a un hospital, donde fue declarado muerto.

Inicialmente se informó que la muerte había ocurrido "fuera de custodia", cuando fue enviado a un hospital.

"Michelle Heughins fue la única persona que trató de salvar al señor Neville en la cárcel ese día. Fueron los oficiales de detención quienes lo sujetaron y lo pusieron boca abajo, lo esposaron y lo obligaron a salir de la habitación", dijo Claire J. Rauscher, una de las abogadas de Heughins.

Heughings, la enfermera del condado de Forsyth acusada por la muerte de un recluso que fue asfixiado por 5 oficiales, tiene una audiencia el próximo 20 de mayo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com