Raleigh- Dos hermanos mexicanos del Triángulo fueron detenidos el 17 de noviembre durante una cita de registro en la Oficina del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) en Charlotte.

Esto pese a que Dario y José Delgado Arroyo tienen una moción pendiente para reabrir sus casos ante la Junta de Apelaciones de Inmigración, además de quejas formales contra sus abogados anteriores ante el Colegio de Abogados de Carolina del Norte y la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración.

Denuncian negligencia

De acuerdo con el grupo comunitario Alerta Migratoria NC, tras su detención los hermanos Delgado Arroyo fueron trasladados al Centro de Detención del condado de York, de donde puede ser transferidos en cualquier momento a un centro de detención en Georgia para una “inminente deportación”.

Es un caso participar porque ellos han estado en procedimiento por cerca de dos décadas”, explicó a La Noticia, Viridiana Martínez de Alerta Migratoria. “Su caso pasó de Texas a Georgia y de allí a Charlotte. Inicialmente fueron detenidos en la frontera cuando salieron huyendo de México, pero sus abogados fueron negligentes en cómo presentaron la suspensión de su deportación, además no presentaron las pruebas necesarias”, explicó.

Portaban grillete

Martínez mencionó que por años, los hermanos Delgado se presentaban a la oficina del ICE y tenían un permiso de trabajo. Además, en los últimos meses portaban un grillete.

Esto era innecesario. No había motivo. Tienen mociones pendientes, además de varias quejas. Califican para la suspensión de la deportación ya que viven hace más de diez años en el país y tienen hijos ciudadanos americanos, además han estado buscado asilo político desde hace décadas”, señaló.

Niños con cuidados especiales

Dario y José salieron de su natal Michoacán (México) cuando tenían 13 y 14 años de edad, respectivamente, buscando refugio en Estados Unidos debido a las creencias políticas de su familia. Hace más de 20 años establecieron su domicilio en el estado.

Darío, quien reside en Raleigh trabaja como electricista para mantener a su familia. Es padre de cuatro niños ciudadanos americanos, uno de ellos, Luis, de tres años de edad quien requiere atención médica constante.

José, quien vive en Durham trabaja en la jardinería. Es padre de cuatro niños. José junior, de 13 años, está en tratamiento porque puede perder su visión y Anthony, de 5 años, requiere tratamiento por recurrente neumonía.

La deportación de estos hermanos causaría un daño irreparable a sus cónyuges y niños ciudadanos de Estados Unidos. Sus familias necesitan a los hermanos Delgado en casa, no tras las rejas”, concluyó Martínez.
[tabs][tab title ="Para ayudar"]Contacte directamente al ICE al 803-818-6588, o al 704-672-3824 y pida que dejen libre a José y a Dario Delgado Arroyo.[/tab][/tabs]

Paola Jaramillo

Comunicadora Social y Periodista colombiana con más de dos décadas de experiencia en producción de televisión, comunicación organizacional y medios impresos. Su trabajo como editora y reportera ha...

Deja un comentario