Red Narcotráfico Universidades Carolina del Norte
(Foto: iStock)

Estudiantes actuales y graduados de la Universidad de Carolina del Norte, Duke y Appalachian State, fueron señalados por pertenecer a una red de narcotráfico.

Una investigación de una red de narcotraficantes a gran escala fue revelada por funcionarios policiales locales y federales.

“Esta no era la situación en la que había un joven de 19 años bebiendo una cerveza”, dijo Matthew G.T. Martin, fiscal federal del Distrito Medio de Carolina del Norte.

“O de alguien que estaba fumando un porro en el porche trasero de una fraternidad”, insistió en la conferencia de prensa "para salvar vidas”.

Martin habló frente a la Oficina del Sheriff en Hillsborough.

Se le unieron el alguacil del condado de Orange, Charles Blackwood, y otros funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

21 detenidos por narcotráfico

“Estos son 21 traficantes de drogas endurecidos”, abundó el fiscal.

De esas 21 personas acusadas, todas estaban relacionadas con organizaciones fraternales.

Tales como Phi Gamma Delta, Kappa Sigma y Beta Theta Pi, dijeron las autoridades.

La investigación reveló que la red de drogas movió miles de libras de marihuana.

También, varios cientos de kilogramos de cocaína, LSD, Molly (MDMA), hongos, esteroides, hormonas de crecimiento humano, Xanax y otros narcóticos.

Todo a través de "métodos muy sofisticados”, según Martin.

El dinero ganado por esas ventas aún no se ha determinado, pero se estima en más de 1.5 millones de dólares.

“Hubo ventas dentro de estas casas, comerciantes establecidos dentro, envenenando a los miembros de su fraternidad, dijo Martin.

"Por eso se trata de salvar vidas porque esta cultura imprudente ha puesto en peligro vidas”, abundó.

El canciller de la UNC-Chapel Hill, Kevin Guskiewicz, emitió un comunicado en un correo electrónico.

En él expresó su decepción con la noticia.

“La Universidad se compromete a trabajar con las fuerzas del orden”, dijo Guskiewicz.

“Para que se puedan tomar medidas disciplinarias”, insistió.

Así comenzó el operativo

El caso comenzó cuando los agentes del alguacil del condado de Orange comenzaron a investigar las ventas de drogas en el campus de la UNC.

Ellos trabajaban en otro caso hace varios años, dijeron los funcionarios en un comunicado de prensa.

Pero poco a poco encontraron pistas que los llevaron al fondo.

Los agentes de la Administración Federal de Control de Drogas de la oficina de Raleigh también comenzaron a investigar las ventas de drogas en Chapel Hill en noviembre de 2018.

Un estudiante de la Universidad de Duke y otro estudiante de la UNC también fueron identificados como distribuidores de cocaína de Poindexter en Duke y en la UNC.

También incluidos los miembros del Eta Chapter de la fraternidad Beta Theta Pi.

La investigación descubrió a un proveedor que estaba enviando cocaína desde California utilizando el Servicio Postal de los Estados Unidos.

Y entregaba marihuana en un vehículo, según dijeron las autoridades.

Algunas de las ganancias de la venta de medicamentos se enviaron a granel a través del Servicio Postal.

Aproximadamente 1.3 millones de dólares se lavaron a través de instituciones financieras, utilizando giros postales, Western Union y aplicaciones de pago móvil.

Un latino, principal proveedor

La primera persona que los investigadores señalaron en el caso está acusada de ser el proveedor principal.

Francisco Javier Ochoa Jr, 27, de Turlock, California, se declaró culpable.

Los cargos fueron de conspiración para distribuir 5 kilogramos o más de cocaína y conspiración para distribuir 100 kilogramos o más de marihuana.

Así lo reveló un comunicado de prensa.

Ochoa fue sentenciado el 24 de noviembre a más de seis años en una prisión federal y cinco años de libertad supervisada.

También se le ordenó pagar a la corte 250,000 dólares.

Ochoa pudo haber suministrado drogas desde marzo de 2017 hasta marzo de 2019 a un comprador del condado de Orange.

Los investigadores encontraron 148.75 libras de marihuana, 442 gramos de cocaína, 189 pastillas Xanax y otros narcóticos, junto con 27,775 dólares, cuando buscaron ubicaciones en Carrboro y Hillsborough asociadas con ese comprador.

El caso también descubrió partes del anillo en otras ciudades universitarias, incluida Boone, donde dos estudiantes de la Appalachian State University fueron acusados.

En la pesquisa, ambos estudiantes vendieron drogas a los investigadores el año pasado.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario