Cualquiera que busque un trabajo en Norfolk, Virginia, no tendrá que preocuparse por pasar una prueba de drogas a partir de la próxima semana.

A partir del 1 de julio la ciudad ya no exigirá pruebas previas al empleo para ningún candidato.

Además, no se realizará pruebas de drogas al azar para esos empleados durante todo el año.

El cambio coincide con una nueva ley estatal que permite que una persona de al menos 21 años posea legalmente hasta una onza de marihuana para uso recreativo.

La subdirectora de la ciudad, Catheryn Whitesell, informó al Ayuntamiento de Norfolk sobre el cambio de política.

“Nunca pensé que estaría hablando de marihuana con un Ayuntamiento. Así que supongo que este es el punto ‘alto’ de mi carrera", bromeó Whitesell.

Whitesell explicó que actualmente todos los solicitantes se someten a pruebas para determinar si tienen marihuana en su sistema antes de conseguir un trabajo.

“Dar positivo significa que la ciudad no le ofrecerá un trabajo”, dijo Whitesell.

Y dar positivo como parte de pruebas de drogas aleatorias a lo largo del año probablemente resultará en el despido.

La ciudad seguirá siendo un lugar de trabajo libre de drogas, con tolerancia cero para la posesión en propiedad de la ciudad.

Pero la nueva ley que permite el uso recreativo hace que su política actual sea "arriesgada".

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Virginia legaliza la marihuana: primer estado del Sur en hacerlo

Una mujer de Virginia con síndrome de Down venció al COVID-19 contra todo pronóstico

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario