Los propietarios de bares en Carolina del Norte mostraron su felicidad luego de que el gobernador Roy Cooper firmara un proyecto de ley que reduce el tiempo y dinero gastado en administrar este tipo de negocios al eliminar las tarifas de visitantes así como sus registros.

Y es que para ingresar a algunos bares del estado, tradicionalmente se pide dar el nombre, un número de teléfono, dirección y motivo de la visita, pero el proyecto de ley 768 de la Cámara de Representantes, elimina este engorroso procedimiento.

Según los propietarios, esto ayudará a que, además, los visitantes no tengan que pagar tarifas y que los bares no tengan que llevar a cabo un montón de papeleo con los registros.

Esto ha sido gracias a que se derogó una ley de hace 40 años, que exigía que los clientes de bares pagaran una membresía para poder entrar.

Los propietarios de los bares se han dicho contentos de ya no llevar a cabo estos procedimientos, ya que, sobre todo con clientes foráneos, no entendían la necesidad de registrarse, pagar y hacer filas para entrar, debido al tiempo que llevaba el registro de cada persona.

Sin embargo, otros propietarios han señalado que el registro de los visitantes les permitió saber cuando algún cliente había sido expulsado, manteniendo a salvo al personal y a otros consumidores, evitando que volvieran a entrar.

Por otra parte, algunos legisladores creen que levantar estas restricciones podría llevar a comportamientos irresponsables y delitos.

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com