La pequeña Taylor Watkins de escasos 13 años de edad, pasó un tiempo en casa de su amiga Keely Long, de 14, cuando ambas desaparecieron sin dejar rastro.

Agentes de la policía del Condado de Oconee en el Noroeste de Carolina del Sur, se encuentran desde el lunes en busca de las dos niñas que, según dijeron, desaparecieron de una casa de la localidad.

La Oficina del Sheriff de Oconee dijo que los funcionarios de la escuela secundaria West-Oak y el padre de una de las niñas notificaron a un oficial de recursos escolares que Keely y Taylor estaban desaparecidas.

https://twitter.com/RaleighScan/status/1326127330176196608?s=20

El domingo las vieron por última vez

Las niñas fueron vistas por última vez a las 10:30 de la noche del domingo en la casa en la que Keely vive con su familia en Rachels Drive en Townville, a donde invitó a su amiga para pasar un tiempo juntas.

El padre le notificó a los agentes que cuando fueron a preparar a las niñas para su jornada escolar del lunes por la mañana, ya no estaban en casa.

La oficina del alguacil dijo que los agentes del condado de Oconee y del condado de Anderson intentaron encontrar a las niñas debido a la información de que podrían estar en el condado vecino, pero no han corrido con suerte.

Información sobre ellas, vital

“Cualquier persona con información sobre su ubicación debe llamar a la Oficina del Sheriff del Condado de Oconee al 864-638-4111 o Crime Stoppers al 888-CRIME-SC”, dice el comunicado de la oficina policial.

Keely Long mide 5’3" de altura y pesa 108 libras, su cabello es oscuro y sus ojos son azules. Fue vista por última vez con una sudadera con capucha con colores blanco con negro y vistiendo pantalones cortos azules.

Taylor Watkins mide 5’4" de altura y pesa 96 libras, con cabello oscuro y ojos marrones. La última vez que fue vista en casa usaba jeans azules con agujeros, una camiseta y botas marrones.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario