De todos los escenarios posibles, ocurrió el más desastroso para la joven promesa de los Hornets, LaMelo Ball en su presentación con Charlotte.

Ball se convirtió en la primera selección elegida en el Top-3 de unDraft en no anotar un solo punto en su debut en la NBA desde Otto Porter Jr en el 2013.

Las únicas otras selecciones Top-3 que se mantuvieron sin anotaciones en su debut en la NBA durante las últimas 15 temporadas son Hasheem Thabeet en 2009 y Greg Oden en 2008.

Por lo que, para mal, LaMelo pasó a la historia en una noche trágica para sus aspiraciones en el equipo de Michael Jordan.

Los Cleveland Cavaliers dieron una lección a la recién llegada estrella de los Hornets.

Y de paso, derrotaron cómodamente 121-114 a Charlotte.

Ball y Charlotte, exhibidos

Fue una exhibición tan desastrosa que tan solo en la primera mitad, los Hornets perdían por 21 puntos.

Con los CavsCollin Sexton logró 27 puntos, mientras que Terry Rozier de los Hornets lució con 10 triples y sumó 42 unidades.

Pero eso no fue suficiente para dar a Charlotte la victoria.

Andre Drummond sumó 14 puntos y el mismo número de rebotes por Cleveland. 

Larry Nance contribuyó con 13 unidades y esa misma cifra de balones atrapados ante las tablas por unos Cavs que jugaron sin su alero estelar Kevin Love, aquejado por un tirón en la pantorrilla derecha.

En su debut en temporada regular con los Hornets, el alero Gordon Hayward totalizó 28 puntos, siete asistencias y cuatro rebotes.

Con lo que firmó una aceptable actuación en su primer partido.

En cambio, Ball fue limitado a solo 16 minutos cuando el juego aún estaba en el aire.

Pero es que su actuación fue tan opaca que fue reducido su tiempo en la cancha.

Estuvo activo a la defensiva con dos robos, pero falló los cinco tiros que ejecutó y tuvo tres pérdidas de balón con tres asistencias.

Foto del avatar

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario