La empresa Duke Energy está agregando un nuevo cargo a las facturas de sus clientes que cambiará el valor del servicio a partir de diciembre.

El incremento ocurre por un "cargo de recuperación por tormenta" que se cobrará a los 3.5 millones de clientes de la empresa.

En un comunicado, la compañía dijo que los clientes residenciales de Duke Energy Progress (DEP) que usen 1,000 kWh por mes tendrán un aumento de $2.44 en su recibo mensual.

Asimismo, los clientes residenciales de Duke Energy Carolinas (DEC) que usen 1,000 kWh por mes verán reflejado en sus facturas un incremento de 49 centavos.

Con el nuevo cargo, los clientes están pagando una emisión de bonos de deuda que la empresa realizó para cubrir los gastos de las reparaciones.

En otras palabras, la empresa se endeudó mediante la emisión de bonos para obtener el dinero necesario para las reparaciones.

Con la emisión de bonos, la empresa se compromete a pagar intereses recurrentes a quienes compraron los bonos, hasta que en cierto momento corresponde devolver el dinero del pago inicial del bono.

Con el dinero de la venta de bonos se hicieron las reparaciones.

Los clientes de Duke Energy pagarán a largo plazo el monto de los bonos y los intereses de quienes los compraron.

Según la empresa, esta estrategia hizo que se ahorraran $300 millones en reparaciones.

"En estrecha colaboración con el personal público de la Comisión de Servicios de Carolina del Norte, Duke Energy completó con éxito $1 mil millones en financiamiento de bonos de recuperación de tormentas el mes pasado; el costo total para los clientes, incluido el capital y los intereses, es de $1.3 mil millones durante los próximos 20 años",

expresó la compañía en el comunicado.

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter.

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social y Magíster Scientiae en Literatura Latinoamericana. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario