Greensboro - Un centenar de personas se congregaron el sábado 27 de enero en el Parque LeBauer, del centro de Greensboro, para alzar sus voces y protestar por un año de duras medidas migratorias que afectan a inmigrantes y refugiados.
La actividad fue organizada por Adamou Mohamed, organizador comunitario de Church World Services, y otras organizaciones aliadas proinmigrantes del área, que atrajo a líderes de fe y legisladores locales, muchos de los cuales dieron su apoyo a estas comunidades.
“Queremos que todos los que están aquí se sientan como en su casa, queremos que se sientan confortables y seguros en esta ciudad. Y les damos la bienvenida con los brazos abiertos a la ciudad de Greensboro”, dijo la alcaldesa Nancy Vaughan.
Muchos de los participantes en el acto que se extendió por dos horas, portaban carteles de apoyo a los inmigrantes y refugiados, algunos de los cuales estuvieron presentes para contar sus historias.
También hubo gran apoyo a los “soñadores” beneficiados con la Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), como Endy Méndez, quien habló de la zozobra que vive día a día junto a sus dos hijas y su esposo.
“Antes de DACA tenía miedo de mi futuro, pero después de DACA mi futuro fue de brillante a dorado. Con todo lo que está pasando ahora, ya no sé que me espera y a los 800,000 beneficiarios del programa en este país”, expresó Méndez.
No es la primera vez que la comunidad de Greensboro muestra su apoyo a los inmigrantes y refugiados. Recientemente el Concejo Municipal aprobó por unanimidad una resolución de apoyo a los jóvenes con DACA, e hizo través del mismo un llamado al gobierno al Congreso federal, para aprobar una ley que ofrezca la legalización de estos inmigrantes.

Deja un comentario