La Junta de Comisionados del condado de Buncombe votó unánimemente para eliminar el beneficio de cuarentena pagada a empleados del condado no vacunados contra el COVID-19.

El beneficio fue implementado para empleados que no podían cumplir con sus deberes desde casa si resultaban contagiados.

Además, el pago podía ser recibido por empleados que esperaban resultados de pruebas de contagio por COVID-19.

Sin embargo, una vez que se ha expandido la vacunación en el condado y en Carolina del Norte, las autoridades han decidido dar un cambio de rumbo con respecto a esta política.

La directora de Recursos Humanos de Buncombe, Sharon Burke, dijo a Citizen Times que consideraban ahora que esa "política no es equitativa".

Después de la pérdida del beneficio, a todos los empleados se les garantizarían 80 horas de licencia por enfermedad.

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter.

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario