Pin

Charlotte - Las festividades de fin de año, sirvieron de ocasión para que un total de 2,664 conductores fueran arrestados en Carolina del Norte, por conducir bajo la influencia de alcohol o drogas.

De acuerdo con el Programa de Seguridad Vial del Gobernador (GHSP) y su campaña “Tome y Pierda”, de los chóferes que fueron removidos de las vías 2,400 estaban ebrios y 264 drogados.

“La seguridad de aquellos que viajan por nuestras vías es nuestra prioridad”, dijo Don Nail, director del GHSP. “Remover tan solo un conductor discapacitado de nuestras vías, puede salvar una vida y durante esta campaña, las autoridades removieron un promedio de 116 cada día”, señaló el funcionario.

Durante las cuatro semanas de duración de la campaña, las agencias del orden alrededor del estado emitieron 108,951 violaciones de tráfico y criminales, en 8,439 estaciones de control de sobriedad y patrullaje saturado.

El número de fatalidades ocasionadas por conductores bajo influencia de licor o drogas disminuyó 16.7 % comparado con 2015, con 359 muertes en el estado en 2016. Esta campaña educativa fue creada hace 22 años, para crear concientización acerca de los peligros de tomar y manejar, así como las penalidades asociadas.

“Es alentador ver que las fatalidades bajaron el año pasado. Creo que esta tendencia demuestra que la gente se está volviendo más responsable”, comentó Nail.

 

Los condados con más arrestos

Wake: 247

Guilford: 177

Mecklenburg: 162

Cumberland: 117

Forsyth: 110

Deja un comentario