Un juez federal emitió una orden para detener el mandato nacional de vacunas del presidente Joe Biden para los trabajadores de la salud.

El juez Terry Doughty suspendió el mandato, que entraría en vigor la próxima semana, un día después de que un tribunal emitió una orden similar en 10 estados.

"No hay duda de que exigir una vacuna a 10,3 millones de trabajadores de la salud es algo que debe hacer el Congreso, no una agencia gubernamental", redactó el juez Doughty, del distrito Luisiana. 

"No está claro que incluso una ley del Congreso que exija una vacuna sea constitucional", agregó.

Doughty aprobó la solicitud del fiscal general republicano de Luisiana, Jeff Landry.

“Si se le permite al poder ejecutivo usurpar el poder del legislativo para hacer leyes, dos de los tres poderes conferidos por nuestra Constitución estarían en las mismas manos”, señaló.

 “Si la naturaleza y la historia humanas enseñan algo, es que las libertades civiles enfrentan graves riesgos cuando los gobiernos proclaman estados de emergencia indefinidos.

“Durante una pandemia como esta, es aún más importante salvaguardar la separación de poderes establecida en nuestra Constitución para evitar la erosión de nuestras libertades”, agregó.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario