Eko, un tigre malayo de 8 años, murió luego de recibir disparos del ayudante del alguacil tras morder a un trabajador de limpieza en un zoológico de Florida, que no estaba autorizado para estar en la zona, según las autoridades.

El incidente se registró este miércoles en las instalaciones de Naples luego de que un trabajador aparentemente metió el brazo al recinto del animal.

De acuerdo con la Oficina del Alguacil del condado de Collier, las autoridades respondieron a un llamado a las 6:26 PM cuando el zoológico ya estaba cerrado y al llegar encontraron al felino con el brazo del trabajador en la boca.

Las autoridades de Collier informaron en un comunicado que el hombre estaba en una zona prohibida y que a pesar de ser trabajador de limpieza su trabajo era limpiar los baños y el área de la tienda de regalos, ya que no están autorizados a las áreas de animales.

"La información preliminar señala que el hombre estaba acariciando o dando de comer al animal, ambas actividades están prohibidas y son peligrosas", señala el comunicado.

El tigre habría agarrado el brazo del hombre y cuando la policía llegó intentaron liberarlo, pero no lo lograron, por lo que le dispararon al tigre, aunque no especificaron cuántas veces.

La identidad del hombre no fue dada a conocer por las autoridades, pero presumieron que está en sus 20 años de edad y que fue transportado a un hospital del condado de Collier.

Un representante del zoológico de Naples informó que Eko, el tigre de 8 años murió luego de que le dispararan tras morder a un trabajador de limpieza en el condado de Collier, Florida.

También te puede interesar:

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario