Juan David Ortiz era un supervisor de inteligencia de la Patrulla Fronteriza cuando decidió "limpiar las calles" y se convirtió en un asesino en serie tras disparar fatalmente a cuatro trabajadoras sexuales en el sur de Texas. Un juicio contra el exagente comenzó el pasado lunes 28 de noviembre.

En caso de ser declarado culpable, Ortiz, de 39 años, enfrenta una sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional debido a que la fiscalía no solicitó la pena de muerte.

Los asesinatos en serie llevaron hasta Ortiz cuando una potencial quinta víctima, Erika Peña, que logró escapar y le pidió ayuda a un patrullero estatal. Fue detenido el 15 de septiembre de 2018 en Laredo.

Asesino en serie se declaró inocente

En el primer de juicio, el hombre se declaró inocente de homicidio punible con la muerte, agresión agravada con un arma letal, restricción ilícita y evadir el arresto. Entretanto, el fiscal de distrito del condado de Webb, Isidro Alaniz, dijo en su declaración inicial ante el jurado:

“Verán y escucharán, en sus propias palabras, cómo llevó a cada una de las mujeres al lugar en el que morirían, cómo las ejecutó. Escucharán en sus propias palabras la indiferencia, la falta de respeto, la degradación que siente por estas personas".

Isidro Alaniz

Agregó:

"Escucharán la evidencia en sus propias palabras: ‘Quería limpiar las calles’".

Isidro Alaniz

Alaniz también señaló que durante su confesión, Ortiz les dijo a los investigadores dónde encontrar el cuerpo de una de sus víctimas.

El abogado de Ortiz, Joel Perez, dijo a los jurados en su declaración de apertura que los investigadores sacaron conclusiones apresuradas, y que la confesión de su cliente fue “forzada”. Aseguró que su cliente estaba “quebrantado” y era “suicida” al momento de su confesión luego de ser interrogado por más de ocho horas.

Renuncia fiscal en caso de asesinato en serie

Joshua Davila, asistente del fiscal de distrito del condado de Webb, renunció en medio del caso de Ortiz y escribió:

“Dejé oficialmente la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Webb. Ese es el lugar de trabajo menos profesional y tóxico con el que he tenido que lidiar. No lo recomiendo. Lo siento por todos los que defraudé".

Joshua Davila

Desde el despacho judicial aseguraron que "esto no afecta el enjuiciamiento de este caso".

Estas son las víctimas del exagente fronterizo de Texas

Melissa Ramírez, de 29 años, fue asesinada el 3 de septiembre de 2018, y Claudine Luera, de 42 años, fue asesinada 10 días después.

El 14 de septiembre de 2018, Ortiz recogió a Peña, la mujer que logró escapar por notar una conducta extraña en el agresor cuando mencionó el asesinato de Ramírez. Peña dijo a las autoridades que se echó a correr cuando Ortiz le apuntó con una pistola en una gasolinera, y que estaba llorando cuando se acercó a pedirle ayuda a un patrullero estatal que estaba cargando combustible.

Ortiz huyó y, según dijo después a los investigadores, recogió y mató a sus dos últimas víctimas: Guiselda Alicia Cantú, de 35 años, y Janelle Ortiz, de 28. Las autoridades localizaron finalmente a Juan David Ortiz en el estacionamiento de un hotel, donde fue detenido.

Desarrollado por La Noticia con información de The Associated Press

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com