El oso entró a la tienda sin inmutarse.

Una empleada de una tienda 7-Eleven de California, se llevó el susto de su vida, al ver que al establecimiento entró un oso, que pese a los gritos de la mujer no abandonó el lugar.

Rachel Ducusin, encargada del establecimiento pudo apreciar cuando el animal comenzó a abrir la puerta y entró. Pese a que intentó ahuyentarlo el enorme oso lució apacible y tranquilo.

Después de cruzar por la entrada empezó a examinar el lugar, incluso activó el dispositivo de gel antibacterial lo que le causó más curiosidad.

La empleada contó que había visto al oso merodeando en los botes de basura, pero la siguió adentro del establecimiento. Ahí fue cuando comenzó a grabar y gritar al animal que lucía un poco desconcertado.

@fmunna83pk

Last night enter the store…. #bearworld #squawvalley #truckee #nature #foryou

♬ original sound - Fanu

Los servicios de emergencia llegaron ante el llamado de Rachel y espantaron al oso con balas de goma, asegurando de no herirlo y dejando las cosas en calma.

Sin embargo, el oso regresó más tarde esa noche a buscar comida en los botes de basura, pero no entró a la tienda.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario