Una tormenta que ha generado lluvia y nieve en el norte de California tomará fuerza las próximas horas, provocando inundaciones, informaron autoridades.

Las lluvias y nevadas que comenzaron el domingo se intensificaron durante la noche. De acuerdo al servicio meteorológico, la tormenta podría arrojar más de 2.4 metros de nieve en las zonas más altas de California y California.

“Este es un evento bastante extendido”, dijo la meteoróloga Anna Wanless, del Servicio Meteorológico Nacional en Sacramento.

“La mayor parte de California, si no es que todo el estado, recibirá algo de lluvia y nieve”, agregó.

Dejando de lado las afectaciones, la tormenta traerá dará una humedad necesaria tras la reciente sequía en el estado. Regiones de Montana, Oregon, California, Nevada y Utah son clasificadas como zonas de sequía excepcional, que es la categoría más extrema.

Cabe recordar que la mayoría de las reservas nacionales que surten de agua a estados, ciudades, tribus, agricultores y a los servicios públicos, depende del derretimiento de nieve registrado en la primavera.

A pesar de que la tormenta es común en esta época del año, se trata de la primera nevada considerable con amenaza de entorpecer el tránsito debido al hielo y nieve en las carreteras, fuertes vientos y visibilidad limitada, advirtió Wanless.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario