La Administración Federal de Aviación (FAA) anunció propuestas de multas entre $ 8 mil y $ 40 mil a ocho personas que se emborracharon y tuvieron comportamientos intransigentes en aviones.

Los pasajeros multados ocasionaron tantas molestias que en algunas ocasiones obligaron a desviar los vuelos para aterrizajes de emergencia.

Algunos de estos pasajeros llevaron su propio alcohol, consumieron marihuana en los baños o agredieron verbalmente a la tripulación.

Sin embargo, el caso más escandaloso incluye un asalto sexual ocurrido el 15 de abril en un vuelo de Southwest Airlines que iba desde San José a San Diego, en California.

"... El pasajero bebió su propio alcohol durante el vuelo y continuó haciéndolo después de que una asistente de vuelo le dijo al pasajero que estaba prohibido. Luego, el pasajero agredió sexualmente a la asistente de vuelo",

expresó la FAA en un comunicado.

La multa propuesta para ese pasajero es de $ 40,823 y es la más alta de las penas que la FAA propone en los casos de los ocho pasajeros que tuvieron un mal comportamiento a bordo.

Aunque la FAA no puede por sí misma imponer estas multas, puede trabajar con el Departamento de Justicia y el FBI en investigaciones conducentes a este tipo de penalidades

Las otras siete propuestas de multa a pasajeros ebrios que publicó la FAA son:

  • $ 34,250 a un pasajero que rehusó portar la mascarilla, reclamó reiteradamente bebidas alcohólicas y tiró una de estas bebidas al suelo. También gritó obscenidades a la tripulación.
  • $ 24 mil a un pasajero que se quitó la mascarilla repetidas veces en un vuelo de Florida a Detroit. También gritó a los asistentes de vuelo y maldijo a otros pasajeros.
  • $17 mil a un hombre que tomó su propia alcohol, orinó el piso del baño y abusó verbalmente de la tripulación.
  • $ 16 mil a una pasajera que se tomó toda una botella de alcohol, se quitó la mascarilla y discutió con una asistente de vuelo.
  • $ 12,500 a un hombre que se negaba a usar la mascarilla y bebió licor de su propia botella en el avión. Luego tiró la botella por el inodoro de la aeronave.
  • $ 9 mil a un pasajero que gritó y reclamó a la tripulación por no tener snacks ni bebidas alcohólicas.
  • $ 8,250 a un pasajero que tomó una botella de vodka del carrito de servicio del avión y gritó obscenidades a los asistentes de vuelo que intentaron detener su comportamiento.

Desde el 1ero de enero de 2021, la agencia ha recibido cerca de 300 reportes de pasajeros que perturban vuelos por estar borrachos. La FAA no revela los nombres d elos implicados.

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter.

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario