Las autoridades de Estados Unidos identificaronSalvador Ramos como el tirador que entró en una escuela primaria de Texas y mató a 15 personas —14 niños y un maestro—, y quien de acuerdo con fuentes oficiales, fue abatido por la policía.

El joven latino tenía 18 años y era estudiante de la Uvalde High School. Según trascendió, antes de realizar el tiroteo en la escuela disparó contra su abuela

Sin embargo, según los investigadores aún no se sabe si hay relación entre ambos ataques ni la gravedad de las heridas de la mujer.

Podría interesarte:

El gobernador del estado, Greg Abbott, confirmó que el agresor "disparó y mató, de manera horrible e incomprensible, a 14 estudiantes y mató a un maestro”, según recabó The Associated Press.

Salvador Ramos presumía sus armas en redes sociales

De acuerdo con medios locales, Salvador Ramos subió fotos de sus rifles en las redes sociales antes del ataque.

Fue el mismo Abbot quien filtró que el latino habría sido disparado por los policías que llegaron tras recibir el alerta por el tiroteo

En tanto, los primeros reportes indican que al menos dos agentes resultaron heridos

Aunque la investigación recién comienza, según el gobernador, el tirador llegó hasta el colegio en un auto y entró a la primaria

Podría interesarte:

El lamentable hecho ocurrió en la Escuela Primaria Robb, en Uvalde, Texas, unos 135 kilómetros al oeste de San Antonio. 

Las fotos que circulan en internet de Salvador Ramos fueron replicadas desde su cuenta de Instagram @salv8dor_, que fue cerrada minutos después de que se diera a conocer su identidad.

Esas fotos, que lo muestran con un fusil y cargador, habían sido subidas a finales de abril, de acuerdo con medios locales.

Mientras tanto, las autoridades confirmaron que el joven latino era ciudadano estadounidense y aún se desconoce cuál fue la motivación del ataque

El jefe de Policía del Distrito Escolar de Uvalde, Pete Arredondo, confirmó que Ramos actuó solo en la matanza cometida a las 11:37 horas locales.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...