El perro solo tenía artritis. (Foto: Especial)

Una increíble y conmovedora historia comenzó a circular en redes sociales, donde la debilidad de los internautas sale a flote cuando se trata de animales, como Kiriusha, un perro de raza pastor alemán que sobrevivió a la eutanasia, salió de su tumba y busco a sus dueños, que lo sacrificaron debido a un supuesto padecimiento que nunca se comprobó.

Kiriusha despertó en medio del bosque y lo recorrió hasta llegar a una carretera, donde fue encontrado y auxiliado por una conductora. Los hechos sucedieron en Rusia y fueron difundidos por la fundación Dobry Górod.

La mujer que lo recogió lo llevó a un albergue canino, donde fue alimentado y revisado por veterinarios. Más tarde, la asociación publicó en redes sociales las fotos de Kiriusha, lo que ayudó a encontrar a sus dueños.

Sorprendida por lo que estaba pasando, la familia de Kiriusha se puso en contacto con el albergue para explicar por qué el perro había sido sacrificado y enterrado en medio del bosque.

Contrario a lo que los dueños creían, después de las revisiones, los veterinarios informaron que Kiriusha gozaba de una buena salud y la única enfermedad que detectaron fue una leve artritis crónica.

Al darse cuenta de que la familia mentía, la fundación pidió una fotografía de Kiriusha a sus antiguos dueños, quienes cambiaron su discurso y aseguraron que ese no era su perro. Nunca recibieron las fotos.

Finalmente, Kiriusha fue adoptado por el albergue para perros, donde recibe los cuidados y atenciones necesarias.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario