Un niño de tres años falleció después de ir al dentista en Wichita, Kansas pues tuvo una reacción al medicamento aplicado en la clínica.

La madre del niño, Nancy Valenzuela, contó a KSNW, que llevó a su hijo de tres años al consultorio Tiny Teeth Pediatric Dentistry, pues tenía una infección en los dientes.

El médico le puso una inyección, la cual le dolió al pequeño, pero ella lo calmó diciéndole que todo iba a salir bien.

“No esperábamos salir de allí sin un niño”, dijo Valenzuela. 

Sin embargo, el pequeño empezó a tener pulso bajo después de haber sido sedado, mientras que el dentista trabajaba en su mandíbula inferior.

El pequeño de tres años tuvo una reacción al sedante.

En cuanto se dieron cuenta de que algo no estaba bien, el médico tomó los signos vitales y comenzó a darle reanimación cardiopulmonar y llamaron una ambulancia.

El vehículo llegó rápido al consultorio del dentista y el niño de tres años fue trasladado a un hospital; sin embargo un par de horas después falleció.

Apolo Valdés

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 16 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek.

Deja un comentario