El padre y hermana se alejaron cerca de 3 kilómetros del bote. (Foto: captura)

Chase Poust, un pequeño niño de 7 años, está siendo reconocido como un auténtico héroe en Florida luego de nadar una hora hasta llegar a tierra para buscar ayuda para su padre y su hermana menor, quienes fueron arrastrados por una corriente.

Steven Poust, padre de Chase, narró a la filial de CNN, WKXT, que el pasado viernes acudió al río St. Johns en Jacksonville y decidió anclar su bote para que su hijos pudieran nadar.

Todo era diversión, hasta que los pequeños fueron arrastrados por la corriente. Steven pudo ayudar a Chase, pero la pequeña Abigail, de 4 años y con un chaleco salvavidas, fue arrastrada lejos de él. 

Steven optó por dejar solo a Chase

Sin muchas opciones, Steven tomó la dura decisión de dejar solo a Chase para ir por Abigail.

"Les dije que lo amaba porque no estaba seguro de lo que iba a pasar. Traté de quedarme con los dos. Me cansé. Ella se alejó de mí", dijo Steven.

Chase Poust tardó más de una hora en llegar a la orilla. El pequeño héroe contó a WKXT que nadaba de perrito y cuando se cansaba flotaba sobre su espalda y remaba. Una vez que llegó a tierra corrió a la primera casa que encontró para pedir ayuda.

Su padre y su hermana se habían alejado cerca de tres kilómetros de la ubicación del bote, según el Departamento de Bomberos y Rescate de Jacksonville (JFRD).

JFRD llegó al bote pero tuvo que llamar a otras agencias para intensificar la búsqueda de Steven y Abigail, dijo el portavoz Eric Prosswimmer en una conferencia de prensa.

Prosswimmer aseguró que sin la ayuda de su colegas, la historia pudo haber terminado en tragedia.

"Tuvimos todos los recursos que pudimos haber tenido llegando rápidamente y estamos felices de decir que los tres se han recuperado y que a los tres les está yendo bien. No podríamos pedir un mejor resultado", agregó.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario