Nicole Elkabbas se describía como una "buena hija y una cariñosa madre". (Foto: especial)

En este mundo hay personas que se aprovechan de la bondad de la gente. Como Nicole Elkabbass, una mujer de 42 años de Inglaterra que fue declarada culpable de fraude tras estafar a más de 600 personas fingiendo que tenía cáncer.

En su perfil de GoFundMe, Elkabbass se describía como "una hermosa hija y una madre cariñosa", publicaba fotos donde aparecía recostada en una cama de hospital con semblante demacrado y contaba cómo se sentía después de una "agotadora quimioterapia" para combatir su supuesto cáncer de ovario.

"Era un plan diseñado para engañar y ella lo sabía. Mintió sobre la cirugía, las quimioterapias, los fármacos... Detalló sus relatos con un lenguaje claro y emotivo tirando de las fibras del corazón de la gente", explicó el fiscal Ben Irwin.

La foto que utilizó Nicole para estafar a la gente fue de una cirugía donde le extirparon la vesícula biliar en 2017, fue costeada con un seguro médico privado y no tenía ninguna relación con el cáncer. El dinero que recaudó fue utilizado para saldar viejas deudas y el resto lo despilfarró en juegos de azar, viajes, un palco en el estadio del Tottenham, etc.

Una mujer que le transfirió 4 mil 900 libras esterlinas (6 mil 732 dólares) a Elkabbass y un hombre que le transfirió 5 mil 900 libras (8 mil 128 dólares) participaron en el juicio como testigos. Ambos exigieron la devolución de su dinero.

"Todo el tiempo estuvo jugando, disfrutando de viajes de compras y lujos en Italia y España a nuestras expensas. Yo me sentí abrumada por su historia y quise contribuir para su supuesto tratamiento", dijo una víctima de Nicole.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario