En la segunda jornada de la Convención Nacional Republicana 2020 este martes, la primera dama Melania Trump tomó un lugar en el escenario para dar un discurso en apoyo a la candidatura de su esposo.

La mujer que lleva 15 años casada con el presidente Donald Trump, habló sobre su llegada a la Casa Blanca hace 4 años y sobre el impacto del nuevo coronavirus.

"Este marzo nuestra vida cambió, el enemigo invisible COVID-19 impactó en todo este hermoso país". Y añadió: "Donald no parará hasta que haya llegado a ayudar a todas las personas afectadas por esta pandemia".

También abordó la importancia de las voces femeninas en la democracia estadounidense. "Tenemos que asegurarnos nuestra democracia y darle voz a las mujeres".

Agradecimientos

De origen esloveno, Melania relató parte de su historia personal para llegar a ser estadounidense. "De niña siempre escuchaba sobre un maravilloso país llamado América". Brindó un agradecimiento a su familia seguido de un aplauso.

"Quería ser una ciudadana, luego de 10 años, estudié para una prueba y en 2006 me volví una ciudadana americana". "Como inmigrante y una orgullosa americana entiendo el privilengio que es vivir aquí", dijo Melania.

Desde el jardín de rosas de la Casa Blanca y con Trump, Mike Pence y un público de unas 50 personas presenciándola, agradeció especialmente a militares y niños que ha apoyado desde sus iniciativas solidarias.

"Cuando hablo con miembros de la milicia, a pesar del sufrimiento, no se arrepienten de servir a nuestro país. Así que gracias a todos los que sirven a nuestro país y a las familias que los esperan".

"He estado rodeada de niños que lidian con enfermedades y dolencias". Hemos visitado muchos lugares impactados por desastres naturales" El factor común entre estas situaciones extremas es el afán de ayudarse los unos a los otros.

Defensa a Trump

Hizo una defensa férrea de la gestión de Donald Trump, "a pesar de las mentiras que se dicen sobre él". Contó su experiencia al visitar Ghana y cómo conoció la historia de la esclavitud que venía desde allí. "En este momento de la historia no nos podemos olvidar de eso, para no cometer los mismos errores otra vez". A continuación destacó medidas tomadas por Trump a favor de la diversidad racial y cultural en Estados Unidos.

"Por muchos años ví crecer su preocupación y frustración y ahora veo todo lo que hizo en tan poco tiempo".

"Recordemos cómo nos unimos en los momentos más difíciles". En un discurso explícitamente conciliador, dijo que "Trump no perdió ni perderá el foco en tí".

Guerra contra las drogas

Tras esto, Melania habló a los medios de comuniación. "Quiero tomar este momento para pedirle a los medios que se enfoquen más en la pelea en contra de las drogas". "Necesitamos hablarlo más y ustedes tienen las herramientas para hablar sobre ello aún más".

Sobre este tema también se dirigió a los padres, docentes y legisladores que fortalezcan su rol en apoyo a los jóvenes que sufren de adicciones.

Los próximos 4 años

Dando por sentado que Trump será el presidente, dijo que los próximos 4 años seguirá con su rol de "cuidar a los más vulnerables: niños y comunidades de minorías".

Nuevamente destacó cualidades de su esposo y dijo que Trump "no pierde el tiempo jugando a la política".

También dio un mensaje a las madres sobre la relación de los hijos con las redes sociales y lo peligrosas que pueden ser. "A madres y padres de todas partes: son luchadores".

Y, por supuesto finalizó con un: "Dios bendiga a nuestro país". Donald Trump se levantó de su asiento en primera fila del Rose Garden, saludó a Melania, la tomó de la mano y se fueron juntos hacia adentro de la Casa Blanca.

 

 

Cecilia Presa

Apasionada por el storytelling, soy Licenciada en Comunicación por la Universidad de Montevideo. Mi cobertura de temas está enfocada en el emprendedurismo, las finanzas personales y las problemáticas...