El Pentágono informó que no sancionará a los militares estadounidenses que estuvieron implicados en una ataque con drones a civiles en Afganistán.

10 civiles de Afganistán, incluidos siete niños, fallecieron tras un ataque con drones en ese país del Medio Oriente.

'No hay pruebas suficientes para responsabilizarlos personalmente', indicó el vocero del Pentágono, John Kirby.

La orden directa del ataque fue del secretario de Defensa, Lloyd Austin, días antes de la retirada de las tropas estadounidenses de ese país.

El Pentágono decidió no sancionar a los militares que ejecutaron la orden que terminó en un ataque a civiles en Afganistán, tras una revisión independiente.

La revisión la llevó a cabo el teniente general de la Fuerza Aérea, Sami Said, y fue respaldada por Austin en noviembre.

El Secretario de Defensa Lloyd Austin habla durante una conferencia de prensa en el Pentágono, el miércoles 17 de noviembre de 2021, en Washington. (AP Foto/Alex Brandon)

En ella encontraron que hubo fallas en la comunicación y en el proceso de identificación y confirmación del objetivo del bombardeo.

Austin le pidió al general Frank McKenzie, jefe del Comando Central, y al general Richard Clark, jefe del Comando de Operaciones Especiales, que revisaran las conclusiones de Said y le presentaran recomendaciones.

Los dos comandantes coincidieron con la investigación de Said y por eso no recomendaron ninguna medida disciplinaria.

El ataque con un dron el 29 de agosto en un sedán Toyota Corolla blanco, mató a Zemerai Ahmadi y nueve miembros de la familia, incluidos siete niños.

El ataque se dio justo después de que un miembro del Estado Islámico mató a 13 soldados estadunidenses y 169 afganos en la puerta del aeropuerto de Kabul.

La bomba estalló justo en el lugar en el que tropas del Pentágono trataban de evacuar a miles de estadounidenses, afganos y demás refugiados.

Las recomendaciones por las que el Pentágono no sancionará a los militares tras el ataque a civiles en Afganistán

Said concluyó que las fuerzas estadunidenses realmente creían que el automóvil que estaban siguiendo era una amenaza inminente y que debían atacarlo.

En sus recomendaciones, Said pidió que se trabajara más para evitar lo que los oficiales militares llaman 'sesgo de confirmación.'

Dijo que los militares deberían tener personal presente con un equipo de ataque, y su trabajo debería ser cuestionar activamente tales conclusiones.

También pidió se mejoren los procedimientos para garantizar que los niños y otros civiles inocentes no estén presentes antes de lanzar un ataque urgente.

Los generales McKenzie y Clarke estuvieron de acuerdo con la mayoría de las recomendaciones de Said.

El gobierno está tratando de dar una compensación económica a los familiares de los civiles muertos.

Además de que busca sacarlos de Afganistán, aunque no se ha podido concretar la ayuda.

Daniel González

Periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García en México y con 17 años de experiencia. Amante de los viajes y las historias que de ellos emanan. Un buen libro, una buena película...

Deja un comentario