Una mujer de Pensilvania, quien trabajaba como asistente de maestra, se disparó en la cabeza durante una reunión, luego de ser acusada de agresión sexual.

La mujer, de 38 años, fue identificada como Jennilynne Derolf y quien trabajaba en Valley Day School, en Falls Township.

De acuerdo con un comunicado de la Oficina del Fiscal del Distrito del condado de Bucks, Derolf habría iniciado una relación sexual con un estudiante de 14 años.

Luego de una denuncia del abuelo de la presunta víctima, Derolf fue acusada de delitos graves de relaciones sexuales desviadas involuntarias, agresión sexual reglamentaria, contacto ilegal con un menor, agresión indecente agravada y agresión sexual institucional, así como cargos por delitos menores de agresión indecente y corrupción de menores.

De acuerdo con la policía de Falls Township, tras ser liberada bajo fianza, Derolf se comunicó con la presunta víctima, de 14 años, y acordó reunirse con él.

Sin embargo, la familia del menor se enteró y alertó a la policía, quienes realizaron un control de bienestar del adolescente.

El jefe de policía, Nelson Whitney, dijo que cuando llegaron, la asistente de maestra acusada de agresión sexual se disparó con un arma de fuego.

De acuerdo con el comunicado, el niño habría tenido relaciones sexuales con la asistente 3 veces.

La investigación sobre las circunstancias que rodearon su muerte aún están bajo investigación.

También te puede interesar:

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario