Un kitesurfer (surfista de cometa) murió este miércoles luego de que una fuerte ráfaga de viento lo levantó y arrastró unos 120 metros hasta que se estrelló contra una casa en Fort Lauderdale, Florida.

De acuerdo a informes del Departamento de Bomberos de Fort Lauderdale, el surfista ni siquiera había ingresado al agua cuando la ráfaga alzó por los aires hasta el segundo piso de la casa. El kitesurfer fue trasladado de emergencia a un hospital, donde murió horas después.

Por lo general, los practicantes de kitesurf sujetan un cometa a un arnés, se sujetan de la barra y colocan los pies en una tabla de surf. La cometa los jala sobre el agua.

En caso de emergencia, la cometa cuenta con un sistema de liberación se seguridad que permite al surfista desconectarse rápidamente. Se desconoce si la cometa contaba con el sistema, si olvidó utilizarlo o si falló al intentar activarlo.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario