Pasaron 42 años para que se resolviera el crimen. (Foto: Policía de Weld)

James Herman Dye, un hombre de 64 años, fue detenido y acusado de la muerte de una mujer en 1979 en Colorado luego de que una prueba de ADN lo relacionó con el delito.

Dye enfrenta cargos de homicidio en primer grado por la muerte de Evelyn Kay Day, quien fue estrangulada luego después de ser abusada sexualmente en noviembre de 1979.

El acusado, que vive en Wichita, Kansas, se encuentra detenido en la prisión del condado de Sedgwick, donde espera a ser trasladado al condado de Weld, informó la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Weld.

De acuerdo a una declaración jurada, negó conocer o matar a la víctima y aseguró que nunca supo del asesinato. Se desconoce si James cuenta con defensa legal.

La víctima, Evelyn Kay, perdió la vida a los 29 años y trabajaba por las noches como supervisora ​​de un laboratorio comercial en Aims Community College en Greeley, de acuerdo a declaración jurada. Un estudiante del campus la vio por última vez en su automóvil en el estacionamiento del campus cerca de las 10:00 p.m. el 26 de noviembre de 1979.

Su esposo, Stanley Charles Day, denunció su desaparición al darse cuenta que no había llegado a casa.

Compañeros del trabajo de Evelyn encontraron su auto a un costado de la carretera el 27 de noviembre alrededor de las 5:00 p.m. Su cuerpo estaba se encontraba en la parte trasera. Fue estrangulada con el cinturón de su abrigo.

A pesar de recolectar pistas y llevar a cabo investigaciones, la policía no realizó ningún arresto.

Detective retomó el caso

En 2020, un detective del condado de Weld retomó el caso sin resolver y solicitó a la Oficina de Investigaciones de Colorado que revisara la evidencia de ADN del homicidio de Day a través de CODIS, el Sistema de Índice de ADN Combinado.

Entre los miles de perfiles de ADN, el de Dye coincidió con el de laviolación, el ADN de la manga del abrigo de Evelyn y los raspado en sus uñas.

El detective descubrió que Dye estuvo inscrito en la universidad donde trabajaba Evelyn en los trimestres de verano y otoño de 1979 y en trimestres de los siguientes años.

Los agentes interrogaron a James, pero él negó saber del caso y aseguró que no mató a Kay.

"El acusado negó conocer a la víctima. El acusado negó tener una relación sexual con la víctima. El acusado negó haber tocado a la víctima. El acusado negó que la víctima lo hubiera tocado. El acusado negó haber matado a la víctima. esta era la primera vez que se enteró de la muerte de la víctima y no siguió la investigación", dice la declaración.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario