Un gato terminó salvado a su dueño de una serpiente tigre venenosa que se escondía en una bolsa de compras.

Los hechos ocurrieron en Australia, cuando el felino le insistía a un sujeto identificado como Ricky Owens que había un animal cerca de él.

Owens reconoció que suele dejar entreabierta la puerta interior de su casa, y al parecer la peligrosa serpiente tigre aprovechó esa situación para colarse en el interior.

Cuando el gato se dio cuenta, comenzó a golpear uno de los sillones y arañar las bolsas, según narra el dueño del felino.

Owens no ocultó su impresión por la reacción de su mascota. Primero levantó el mueble y no se percató de nada extraño, posteriormente se dio cuenta que el gato mantenía la misma actitud.

Al ver que el gato, llamado Gordon, arañaba las bolsas, el dueño de la vivienda se percató de la presencia de la serpiente.

"El gato, la serpiente y yo saltamos por los aires", señaló Owens.

El reptil logró esconderse en la nevera, mientras que el sujeto no supo cómo reaccionar: "No sabía qué extremo era el de la mordedura y cuál era la cola".

La serpiente tigre venenosa medía un metro de largo.

Al final terminó lanzándola por encima de su valla trasera, sin haber sido atacado por el peligroso animal.

"Si tu animal hace algo en casa que no suele hacer, tenlo en cuenta", aseguró Owens.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Hallan restos de enorme serpiente que vivió hace 60 millones de años: ¡Capaz de devorar un cocodrilo de un bocado!

Misteriosa serpiente de cuatro patas sigue siendo un enigma para la ciencia

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario