La FTC (Comisión Federal de Comercio) abrió una investigación para descubrir por qué las máquinas de helado de MCDonald's siempre están descompuestas.

Y es que la gente ha notado que, al acudir a McDonald's, muchas veces las máquinas para helados como el McFlurry no sirven.

Sin embargo, lo que ha llamado la atención de la FTC no es la falla, sino quiénes pueden resolverla, ya que todo parece indicar que se trata de un monopolio.

De acuerdo con The Wall Street Journal, las máquinas están constantemente fuera de servicio debido al ciclo de limpieza por calor que deben atravesar cada noche para evitar el crecimiento de bacterias.

Por ello, la FTC comenzó a contactar a los franquiciados de McDonald's a principios del verano para cuestionar por qué las máquinas se dañan con tanta frecuencia.

De acuerdo con The Wall Street Journal, la investigación podría girar sobre si los fabricantes impiden que los consumidores arreglen los productos ellos mismos.

Las máquinas de helado son fabricadas por la empresa Taylor y, según los informes, son conocidas por ser difíciles de reparar.

Algunos consecionarios han optado por un aparado fabricado por la startup Kytch, que ayuda a detectar cuando la máquina tiene problemas y a repararlas ellos mismos, sin embargo, McDonald´s le ha dicho a los propietarios que ese dispotivio no está autorizado.

Al respecto, Kytch demandó a Taylor y a una franquicia de McDonald's, por lo que la FTC está investigando cómo se permite a los propietarios arreglar sus propias máquinas.

No hay una garantía de que la investigación conduzca a algo o ayude a que las máquinas de helado de esta empresa sean más confiables.

Aquí te dejamos el reporte publicado por WSJ en el que señalaron que la FTC investiga por qué las máquinas de helado de McDonald's nunca sirven.

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario